Cada día que pasa aumenta el número de personas que han recibido la vacuna contra la Covid-19 alrededor del mundo. De acuerdo con el portal Our World in Data ya son más de 250 millones de habitantes quienes cuentan al menos con una dosis. Aunque es una cifra prometedora todavía es insuficiente en la mayoría de los países. Pero aunque todas las que se aplican tuvieron que superar un largo protocolo ahora hay una que se encuentra envuelta en una nueva controversia y se trata de la desarrollada por AstraZeneca.

Un nuevo hecho mortal pone en duda a la vacuna

Todo surgió a raíz de que una enfermera que trabajaba en el Hospital de Zwettl en Suiza recibió la primera dosis. Tenía 49 años y al igual que en las demás naciones tuvo prioridad por su profesión. El inconveniente se generó un día después de la inoculación porque comenzó con problemas de salud que de manera paulatina aumentaron en intensidad. Finalmente una semana después falleció debido a “graves trastornos de coagulación”.

Aunque no es el único caso porque en el mismo país también se reporta a otra enfermera que sufrió una situación similar aunque todavía se mantiene con vida. En este caso tiene 35 años y justamente después de recibir la vacuna presentó afectaciones serias en su salud. Eso la llevó a desarrollar una embolia pulmonar. De momento permanece internada aunque su estado es delicado.

Con base en la Agencia Federal de Seguridad Sanitaria (BASG) es muy pronto para asegurar que exista una relación directa. Además añade que las complicaciones trombóticas no se encuentran entre los efectos secundarios conocidos o típicos de la vacuna de AstraZeneca. Aunque de cualquier forma se ordenó una investigación para identificar la causa de ambos eventos.

Mientras se llevan a cabo los trabajos el gobierno de Austria ordenó suspender todas las inoculaciones restantes del lote al que pertenecían ambas dosis. Hasta que no se compruebe que no hay una conexión no podrán ser utilizadas.

Otras acusaciones que se han hecho

Ahora bien, esta no es la primera ocasión que la vacuna de AstraZeneca es acusada de un acontecimiento mortal. Precisamente hace unos días se le asoció con el deceso de una mujer en Italia que recién había recibido la primera dosis del biológico.

Por su parte, en Alemania un grupo de médicos ha exigido a las autoridades sanitarias no recibir este insumo porque consideran que es de segunda clase. En ese sentido se debe recordar que los resultados de los ensayos mostraron que tiene una eficacia promedio del 70 por ciento. En cambio, la de Pfizer es del 95 por ciento, la de Moderna del 94 por ciento y la Sputnik V del 92 por ciento.

Además desde la fase de ensayos clínicos es una inmunización que ha enfrentado varios problemas. Los más conocidos fueron los casos de mielitis transversa que desarrollaron dos voluntarios que la recibieron. Aunque de acuerdo con una investigación interna la vacuna no fue la culpable directa de ambos acontecimientos.