Ante un problema de las dimensiones de la pandemia por Covid-19 se han emprendido acciones inmediatas. Desde un inicio países como China e Italia tomaron la decisión de cerrar las fronteras de ciudades enteras. El objetivo era claro: disminuir la probabilidad de contagios entre los habitantes. Después llegaron otras restricciones en los vuelos internacionales hasta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció la importancia de usar cubrebocas. Antes se pensaba que sólo era útil para los enfermos pero ahora se sabe que todos lo deben de portar.

Por su parte, otro avance importante ha sido el desarrollo de las vacunas. A partir de investigaciones que iniciaron hace más de 15 años sobre otras familias de coronavirus ha sido posible obtener resultados en tiempo récord. De hecho, en menos de 12 meses fue posible conseguir la primera creada en específico contra la Covid-19.

Ahora bien, debido a que se requiere proteger a toda la población mundial es que distintas farmacéuticas se han enfocado en crear sus propias vacunas. Uno de los más controvertidos fue el diseñado por el Centro Nacional de Investigación en Epidemiología y Microbiología Gamaleya del Ministerio de Salud de la Federación de Rusia y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) que lleva por nombre Sputnik V.

La mayor incomodidad de esta vacuna es que no siguió los protocolos internacionales que se requieren. Inclusive en Rusia fue aprobada antes de concluir los ensayos clínicos y ya ha sido administrada a millones de personas. Además ya ha comenzado su aplicación en otros 15 países: República de Belarús, Serbia, Argentina, Bolivia, Argelia, Palestina, Venezuela, Paraguay, Turkmenistán, Hungría, Emiratos Árabes Unidos, Irán, República de Guinea, Túnez y Armenia.

Vacuna sí es segura inclusive en adultos mayores

Pero ahora por fin se dieron a conocer los resultados del ensayo clínico fase 3 de la vacuna Sputnik V. De acuerdo con lo publicado por The Lancet, mostró una eficacia final del 91.6 por ciento cuando se aplican las dos dosis.

En el análisis intermedio de eficacia del ensayo clínico, aleatorizado, de doble ciego y controlado por placebo, los datos de 19 mil 866 voluntarios fueron incluidos el análisis de eficacia (14 mil 964 de los cuales recibieron la vacuna y 4 mil 902 el placebo). Las dos dosis de Sputnik V, administradas con 21 días de diferencia, demostraron una eficacia del 91.6 por ciento contra la Covid-19. El cálculo se basa en el análisis de 78 casos confirmados de la enfermedad identificados en el grupo de placebo (62 casos) y en el grupo que recibió la vacuna (16 casos). Sputnik V generó una sólida respuesta inmunitaria humoral y celular.

Es importante destacar que el estudio incluyó a 2 mil 144 voluntarios mayores de 60 años, con edades máximas de 87 años (grupo vacunado) y 84 años (grupo de placebo), mostrando excelentes resultados de seguridad para los estratos de edad avanzada. La eficacia de la vacuna para las personas de edad avanzada fue del 91.8 por ciento y no difirió estadísticamente del grupo de 18 a 60 años, demostrando también grandes resultados de seguridad e inmunogenicidad.

Según los resultados del estudio revisado por pares, la vacuna proporciona una protección completa contra casos graves de la nueva infección por coronavirus. Se registraron 20 casos graves confirmados de Covid-19 en el grupo de placebo, mientras que no se registró ninguno en el grupo de vacuna. Debido al tiempo necesario para generar la respuesta inmune, en la primera semana después de la vacunación no hubo diferencia significativa en la protección contra casos severos de Covid-19 entre los grupos de vacuna y placebo, mientras que en un período de 7 a 14 días la eficacia de la vacuna se elevó al 50 por ciento, al 74.1 por ciento en el período de 14 a 21 días y al 100 por ciento a partir del día 21, brindando una protección completa contra casos graves de coronavirus.

Sputnik V podría ser aprobada por la Cofepris

A partir de esta información se busca que la vacuna rusa llegue a más países. Actualmente se encuentra en revisión por parte del Comité de Moléculas Nuevas de la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). El resultado del ensayo clínico podría ser suficiente para que sea aprobada en México. De ser así se convertiría en la tercera en contar con el aval para su uso de emergencia, tan sólo después de la de Pfizer y la de AstraZeneca/Universidad de Oxford.

Y tú como médico, ¿qué opinas de la vacuna Sputnik V?