Con el objetivo de proteger a quienes se han encargado de atender y salvar miles de vidas durante los últimos meses, los trabajadores de la salud son la máxima prioridad en la actualidad. Por lo mismo, desde un inicio se estipuló en el Plan Nacional de Vacunación que los primeros en recibir la inmunización contra la Covid-19 serían los que se encuentran en la primera línea de batalla.

De esta forma, desde el 24 de diciembre cuando comenzó la aplicación de la vacuna en México y hasta el 28 del mismo mes se han aplicado nueve mil 579 dosis en los diferentes sitios que se han instalado en el país. Así lo dio a conocer el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) de la Secretaría de Salud, Ruy López Ridaura.

Explicó que las vacunas están a menos 70 grados centígrados, lo cual facilita mantenerlas a temperatura de congelamiento por varios días e ir descongelando cada una de las charolas que contienen 970 dosis.

“La planeación sobre las charolas que se van sacando día con día se tiene que hacer con mucho detalle y es parte del concepto de calibración, que consiste en conocer cada uno de los momentos, cuánto, cómo se sacan y cuántas se requieren en cada uno de los sitios de vacunación”.

La única vacuna contra la Covid-19 avalada en México

En ese sentido, agregó que la única vacuna aprobada en México es la del laboratorio Pfizer/BionTech, con la que se tiene un contrato de provisión progresiva, ya que está hecha con base en la plataforma molecular ARN mensajero. Por lo tanto, requiere estabilidad y cadena de frío a -70 grados centígrados para su conservación.

Asimismo, personal de salud de diferentes entidades federativas con menor carga hospitalaria se ha desplazado a la Ciudad de México para apoyar en la atención médica de pacientes, con el propósito de ampliar la capacidad de respuesta a las personas que lo necesitan.

López Ridaura advirtió que aun cuando comenzó el proceso de vacunación, debe haber una corresponsabilidad por parte de la población con la práctica de medidas básicas de prevención: sana distancia de más de dos metros de otras personas; en lo posible quedarse en casa, sobre todo en esta época de festividades de Año Nuevo, y evitar reuniones familiares debido a que es alta la posibilidad de transmisión y de que se traduzca en mayores hospitalizaciones y fallecimientos.

En referencia a las estadísticas de movilidad, el director general del Cenaprece dijo que de acuerdo con la revisión de diferentes plataformas como Twitter, Facebook y Google, en la semana previa al 25 de diciembre la movilidad en Metro, Metrobús, Tren Ligero, Trolebús y Ecobici, disminuyó 44 por ciento con respecto a marzo de 2020.