Uno de los principales inconvenientes de la Covid-19 es la tardanza de las personas para acudir con un especialista. En muchas ocasiones están infectadas pero no lo saben y eso deriva en la transmisión de la enfermedad a su alrededor. Mientras que en otras tienen sospechas pero temen acudir a un centro de salud por considerar que es un espacio peligroso. Ambos pensamientos han sido de los mayores responsables de la ola de contagios que hoy prevalecen.

Como una alternativa para evitar que ocurra cualquiera de los escenarios descritos se encuentra una aplicación móvil de reciente aparición. Ha sido desarrollada por Virufy, una organización sin fines de lucro compuesta por más de 50 investigadores internacionales de 25 universidades de prestigio y 20 países diferentes, incluidos Inglaterra, Japón, Estados Unidos, Argentina, Brasil, Colombia, México y Perú. Mientras que lo más destacado es que sólo requiere de escuchar toser a una persona para determinar si tiene Covid-19 o no.

Identificar posibles casos mediante la tos

Acerca de su funcionamiento, está basado en Inteligencia Artificial y cuenta con un algoritmo basado en el aprendizaje continuo. Ahora que se sabe que la tos seca es una de las primeras señales que indican que alguien tiene esta nueva enfermedad, es precisamente lo que busca el aplicativo.

La aplicación, que está compuesta por médicos, técnicos y abogados de empresas e instituciones educativas líderes como Google, Stanford y Princeton, validó su algoritmo de aprendizaje automático basado en miles de toses de América Latina, Europa y Asia para distinguir entre los sonidos de tos positivos y negativos del SARS-CoV-2 con un 80 por ciento de precisión hasta ahora.

Movilizando a jóvenes para recopilar datos sobre la tos de diversas regiones del mundo, Virufy tiene como objetivo entrenar su algoritmo para lograr una precisión aún mayor y comprender mejor cómo suena la Covid-19. Para cumplir este reto, la organización internacional sin fines de lucro hace un gran esfuerzo para ampliar su base de datos de tos en América Latina, una región que continúa registrando un aumento alarmante de casos positivos.

Amil Khanzada, Ingeniero de software de Silicon Valley y fundador de Virufy, explicó que hasta ahora es la única iniciativa capaz de unir a todo el mundo por primera vez con un mismo propósito que es detener a un enemigo en común: la Covid-19.

“Es una verdadera solución global para aplanar la curva en todo el mundo y poner fin a esta pandemia, especialmente en los países en desarrollo donde no hay un acceso masivo a las pruebas, lo que dificulta el rastreo y el distanciamiento social”.

Aumentar la efectividad de la app

De tal forma, aunque la aplicación ya se encuentra disponible, lo que se requiere es “voluntarios” de México y el resto de América Latina. Si más personas la prueban con sus tosidos su efectividad será mayor.

Aunque Virufy no reemplazará las pruebas de diagnóstico de grado hospitalario y debe usarse junto con los controles de síntomas y temperatura, la detección temprana e inmediata alentará a llevar a cabo la cuarentena informada. Esto, a su vez, ayudará a proteger a las comunidades locales y, en última instancia, también protegerá a cientos de millones de personas a medida que se ralentiza la propagación del virus.

La app permite que todos desempeñen su papel para limitar la propagación y recuperar la sensación de control durante la pandemia en curso. Al proporcionar la detección más rápida del mercado, la organización espera crear una herramienta de detección complementaria que los profesionales de la salud puedan recomendar con confianza, mitigando la carga que las pruebas inaccesibles han impuesto a las comunidades desatendidas en todo el mundo.