Dentro de tu profesión existen aspectos invaluables que se presentan a diario. Cuando un paciente te agradece por ayudarlo en su recuperación se generan sensaciones que no se pueden describir con palabras. Pero así como hay cosas buenas también se deben tomar en cuenta las que no son favorables. Las jornadas muchas veces son extenuantes pero también puedes sufrir incidentes de tipo legal. En ese sentido, lo más grave a lo que te puedes enfrentar es sufrir una demanda por negligencia médica.

Situaciones que dañan el prestigio profesional

Aunque se trata de una experiencia que nadie quiere vivir es conveniente siempre estar preparado por si se presenta una situación de este tipo. Se estima que nueve de cada 10 doctores van a sufrir una y lo mejor es saber lo que debes hacer.

En primera instancia, debes recordar que en nuestro país la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) es la instancia que administra todo el proceso legal relacionado con cualquier tipo de negligencia médica. Es la que lleva todo el proceso de las demandas legales y se encarga de analizar cada caso. Al final debe determinar si realmente existe un delito que se deba castigar y determina al culpable o responsable.

¿Qué debe hacer un médico?

Ahora bien, no todas las demandas de este tipo proceden. En ocasiones la discusión termina fuera del proceso legal o se comprueba que el médico es inocente. Aunque mientras eso ocurre es necesario saber lo que tú debes hacer. Es por eso que a continuación te compartimos diez consejos que debes seguir para protegerte en caso de tener que experimentar una.

  1. Controla tu estado de ánimo y evita corajes. Recuerda que el ambiente jurídico tal vez te sea desconocido, por lo que debes actuar con prudencia.
  2. Estudia el caso clínico que fue motivo de la demanda. La mejor forma de prepararte es investigar en la literatura médica sobre casos similares. También es conveniente pedir la opinión de otros colegas que cuenten con más experiencia y hayan enfrentado algún procedimiento jurídico.
  3. Procura pedir ayuda o contratar a un abogado con experiencia en derecho sanitario. En el pasado ya te compartimos una lista con algunos despachos a los que puedes recurriir en caso de sufrir una demanda por negligencia médica.
  4. En ninguna circunstancia intentes persuadir al abogado demandante o a la persona que te demanda. Si lo haces es contraproducente y además incurres en otras faltas con sanciones más severas.
  5. Durante el proceso de litigio ofrece respuestas cortas y concisas. Además debes de utilizar un vocabulario simple para que todos los presentes te puedan entender y no se preste a interpretaciones erróneas.
  6. No inventes los hechos. Debes ser directo y responder conforme a lo que ocurrió para que tu declaración sea apegada a los hechos. Si tienes dudas di que no te acuerdas pero jamás mientas o caigas en contradicciones.
  7. Toma en cuenta que el juez puede conocer los hechos médicos y conocer el expediente. Por lo mismo, evita decir probabilidades o simplemente no opines.
  8. Considera que los abogados demandantes tienen como objetivo hacer sentir mal al médico y provocar su enojo. Tú no debes de caer en su juego y siempre te debes de mantener solemne y respetuoso.
  9. Debes comprobar que cumpliste con la normatividad exigible, es decir, con la relación médico-paciente, consentimiento informado, expediente clínico, etc.
  10. Siempre es bueno que estés respaldado con un seguro de responsabilidad profesional.