Dentro de cualquier unidad de salud siempre es necesario contar con personal de enfermería capacitado. No son el complemento del médico sino que realizan una labor distinta pero igual de relevante. Aunque en ocasiones son relegadas, su trabajo es necesario para calmar al paciente y así ofrecer un servicio integral. A través de la unión de esfuerzos y el trabajo en equipo se consiguen los mejores resultados.

Por lo anterior, la Organización Mundial de la Salud (OMS) designó al 2020 como el Año Internacional de la Enfermería y Partería. Lo anterior tiene como sustento un hecho histórico porque se cumplen dos siglos del natalicio de Florence Nightingale, quien nació el 12 de mayo de 1820. Su trabajo y aportación es muy importante porque es considerada como una precursora de la Enfermería profesional moderna. De igual forma se le cataloga como la creadora del primer modelo conceptual de la profesión.

Aunque a raíz de la pandemia se optó por extender la celebración al 2021. De cualquier forma, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Nursing Now, el Consejo Internacional de Enfermeras (ICN), la Confederación Internacional de Matronas (ICM) y Women in Global Health (WGH) se unieron para elaborar el ranking con las 100 enfermeras y parteras más destacadas del mundo.

Las parteras y enfermeras, la inmensa mayoría de las cuales son mujeres, son la columna vertebral de los sistemas primarios de salud. Su cuidado durante este año monumental ha tenido un impacto mucho más allá de las instalaciones en las que trabajan.

En ese sentido, la selección está basada en los logros y contribuciones realizadas por cada una de las integrantes de ambas actividades. Dentro de millones que existen, al final se eligió a 100 sin un orden de importancia. Todas son provenientes de 43 países distintos y de seis regiones del mundo. Aunque un aspecto de interés es que dentro de la lista aparecen cuatro mexicanas y son las siguientes.

  • Dra. Juana Jiménez Sánchez es enfermera y Coordinadora General de la Comisión Permanente de Enfermería de la Secretaría de Salud (SSa). Ahí ha contribuido a desarrollar iniciativas pioneras de liderazgo en enfermería. Su mandato en el campo de la educación en enfermería ha traído un cambio real al sistema de salud mexicano y ha mejorado la vida de muchos pacientes.
  • Norma Haydee Acosta Berrelleza es enfermera y fue socia referencial en liderazgo educativo en la Universidad de Brasil. Actualmente trabaja en el Instituto de Formación y Capacitación de Profesionales de Enfermería (IFCPE) en Ciudad Obregón, Sonora. Ella está comprometida a llevar a cabo sus funciones de innovación en educación, liderazgo y programas comunitarios.
  • Liliana Bravo Sierra es estudiante de enfermería en Mexicali, Baja California. Se dedica a la práctica de la enfermería y al cuidado de pacientes. Le apasiona ayudar a los demás y está dedicada a dejar su escuela en un mejor estado que cuando comenzó, proporcionando un legado para que los futuros estudiantes lo sigan en su camino.
  • Bárbara Viquez Saucedo inició su carrera de enfermería antes de pasarse al campo de la obstetricia. Está tratando de cambiar la forma en que las mujeres embarazadas experimentan el trabajo de parto en México, para estar libres de violencia. Ha desarrollado un programa que aborda los problemas específicos que enfrentan las mujeres mexicanas, con el objetivo de mejorar la salud materna y dar a los recién nacidos un mejor comienzo en la vida.

Si quieres conocer la lista completa con las 100 seleccionadas la puedes revisar en el siguiente enlace. Todas son ejemplos no sólo para los campos de la enfermería y partería sino para todo el gremio de la salud.