x

5 señales de que tu cubrebocas N95 es falso ¿es tu caso?

Si bien puede ser difícil detectar una falsificación, hay algunas señales de que tu cubrebocas N95 podría no ser lo que dice con solo mirarlo.

Si bien una cubrebocas de algodón simple y reutilizable ofrece cierta protección contra las partículas en aerosol que pueden causar una infección por COVID-19 si se inhalan, los respiradores N95 aprobados por NIOSH ofrecen el nivel más alto de protección.

Un cubrebocas N95 aprobado por NIOSH significa que cumple con los estrictos estándares del Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional, parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Cómo saber si tu cubrebocas N95 es falso

Si bien puede ser difícil detectar una falsificación, hay algunas señales de que tu cubrebocas N95 podría no ser lo que dice con solo mirarlo.

Tiene orejeras en lugar de correas para la cabeza.

Uno de los elementos más obvios y comunes de una máscara N95 falsa es la presencia de orejeras. Un respirador N95 real nunca tiene ganchos para las orejas, sino que cuenta con dos correas que van alrededor de la parte posterior de la cabeza para sujetar la máscara firmemente en su lugar.

Carece de número de TC.

Todos los respiradores aprobados por NIOSH tienen un número de aprobación de identificación único llamado número ‘TC’ que tendrá un formato de ’84A-XXXX’ que se puede validar en la Lista de equipos certificados por CDC NIOSH.

Falta el logotipo de NIOSH o está mal escrito.

Los respiradores fabricados por fabricantes que han realizado las pruebas adecuadas y obtenido las aprobaciones correctas demuestran que funcionan al estampar cada mascarilla con el NIOSH logo. Las máscaras fraudulentas , en particular las que se fabrican en el extranjero, pueden contener errores ortográficos o un logotipo que no se ve bien.

No hay marcas en absoluto.

Una máscara completamente en blanco que tiene la misma forma que un N95 también es falsa. Los N95 auténticos siempre tendrán el número TC y una impresión de NIOSH.

Tiene adornos o incluye telas decorativas.

Los auténticos respiradores N95 son dispositivos médicos de alta ingeniería y rigurosamente probados: no son ropa y no están de moda. Los adornos o las telas decorativas son una gran señal de alerta de que la máscara puede no ser auténtica.

Usar una máscara falsa puede aumentar el riesgo.

Desde máscaras de tela hasta máscaras N95, hay un amplio espectro de protección disponible. Pero esto puede llevarte a tener una falsa sensación de seguridad. Las máscaras KN95 también se usan a veces en lugar de las N95 y se ven similares, pero no son lo mismo, si usas una falsa, tu nivel de riesgo ante el COVID-19 puede aumentar.

Notas relacionadas:

Condusef emite manual de recomendaciones para elegir el MEJOR seguro médico

Aplicaciones que todo médico empresario debe tener en su smartphone

Te revelamos los 6 principales desafíos que se enfrentan en la residencia médica

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD