Desde hace casi medio siglo surgió la telemedicina como una alternativa para llevar los servicios de salud a comunidades marginadas. Desde entonces se ha mantenido en constante evolución. Gracias a la explosión de internet de finales del Siglo XX se dio un paso al frente para impulsar esta modalidad de atención. Por lo tanto, el crecimiento ha sido constante y no se ha detenido hasta nuestros días.

Por su parte, la pandemia ha sido un factor determinante que ha provocado un aumento todavía mayor en la telemedicina. Las condiciones actuales han generado temor de acudir físicamente a los hospitales en los pacientes. Por lo tanto, los servicios de salud a distancia cada vez son más populares.

De acuerdo con un estudio de Global Health Intelligence y Florida International University, se prevé que entre 2020 y 2026 la telemedicina crezca en una tasa de más del 20.5 por ciento anual. Por lo anterios, la compañía de servicios de asistencia Allianz Partners comparte algunas de las principales ventajas de esta modalidad de atención.

Favorece la prevención

La telemedicina ayuda a la prevención de enfermedades de distintas maneras. La principal es que es posible hacer una valoración oportuna en aspectos básicos de los pacientes sobre su nutrición, peso, condición física e incluso detectar enfermedades crónicas degenerativas como diabetes, cáncer, artritis, entre otras.

Atención desde casa y desde cualquier dispositivo

Facilita la supervisión y el tratamiento de algún padecimiento desde cualquier lugar y a través de cualquier dispositivo. Gracias a esto reduce el número de visitas físicas del paciente y eso evita desplazamientos innecesarios y los riesgos asociados con la movilización en estos tiempos.

Médicos altamente calificados y recetas electrónicas

Otra gran ventaja de la telemedicina es que hay médicos altamente calificados para atender a distancia. De esta manera se agiliza el proceso de revisión y permite hacer una evaluación oportuna de los problemas de salud. Además, gracias a la tecnología actual permite el envío de recetas oficiales vía electrónica.

Historial médico permite dar seguimiento al tratamiento

Con la información que se obtiene de cada paciente se genera su historial clínico y con el apoyo de las herramientas tecnológicas se le puede dar seguimiento constante. Aunque la persona cambie de médico el documento se mantiene y puede ser consultado por otro especialista.

Segunda opinión médica

El paciente que lo desee puede tener una segunda valoración sobre su estado de salud para tener una segunda opinión sobre el diagnóstico. De esta manera se puede tener una mayor certeza sobre cualquier enfermedad o padecimiento que pueda tener.