8 cosas que los pacientes quieren de sus médicos

Los pacientes esperan las mismas instalaciones y el mismo servicio al cliente de su médico que un banco, hotel o aerolínea.

702

La experiencia de un paciente es más importante que nunca, no solo porque su médico quiere que esté bien, sino porque las políticas y la conciencia están impulsando la atención médica como nunca antes. Por lo tanto, los pacientes tienen derechos, incluido el derecho a participar en su atención médica en lugar de ser un paciente inactivo.

8 cosas que los pacientes quieren de sus médicos

A continuación, proyectamos una lista de lo que los pacientes esperan y merecen de sus médicos según una investigación del PwC Health Research Institute.

1. Transparencia:

Es aceptable si un médico no sabe todo sobre su enfermedad o diagnóstico, pero los pacientes esperan que sus médicos compartan tanto como sea posible. La incertidumbre está bien, siempre que los pacientes sean conscientes de la verdad. Además, los pacientes comprenden que los médicos también son humanos y que se producen errores médicos. Si bien los pacientes generalmente nunca exigen represalias, sí quieren una confesión del error y una garantía de que el médico está tratando de corregir el error.

2. Escucha activa:

Cuando tus pacientes salen del consultorio después de una cita, ¿sienten que están dejando un discurso o una conversación? Esto se debe a que las conversaciones, y no las conferencias, serán útiles para mejorar la salud de tus pacientes. Los pacientes quieren un médico que respete su opinión, escuche mientras describen problemas de salud y síntomas y haga preguntas de seguimiento para comprender la causa de su enfermedad.

3. Confianza:

Si un médico es un oyente activo, los pacientes se sentirán cómodos compartiendo toda la información, incluidos temas delicados, suposiciones, mitos relacionados y mucho más. Para desarrollar la mejor relación médico-paciente, sus pacientes deben encontrarte lo suficientemente confiable como para hablar sobre otros factores que afectan su salud. Si no es así, es posible que no haya hecho el esfuerzo suficiente para ganarse su confianza.

4. Atención y conexión:

Los pacientes reconocen instantáneamente los signos obvios de sobretratamiento y comprenden que más atención no es igual a una mejor atención. Los pacientes quieren estar seguros de que están recibiendo la atención adecuada, sin que los incentivos económicos se interpongan en su camino. Además, los pacientes quieren que los escuches. Escuchar el historial médico de tus pacientes es solo el comienzo; también quieren que te conectes con ellos a nivel emocional, físico y espiritual.

5. Respeto:

Si tu paciente siente frío, solicita una manta. Si tiene sed, consigue un poco de agua. Sin abordar estas necesidades humanas subyacentes, las oficinas impresionantes y los equipos de última generación son inútiles. Así que olvídate del elegante techo y la iluminación y contrata personal médico que traté a tus pacientes con compasión y dignidad. Los pacientes no están descontentos porque tuvieron que esperar 30 minutos, sino porque no obtuvieron lo que esperaban durante su cita contigo. No hagas que tus pacientes esperen 45 minutos y luego pases cinco minutos con ellos durante la cita.

6. Comunicación eficaz: 

La enfermedad puede asfixiar incluso a las almas más valientes. El diagnóstico y los procedimientos pueden ser complicados, y un paciente a menudo se siente vulnerable e indefenso en su consultorio, independientemente de la razón por la que esté allí. Entonces, lo último que esperarían es salir de tu oficina sin entender una palabra de lo que dijiste. Como médico, es tu responsabilidad explicar todo de una manera que tu paciente pueda entender.

7. Tiempo:

Acepta que algunos pacientes exigen más tiempo que otros. En lugar de apresurarse y manejar cinco cosas en 10 minutos, presta atención a lo que dicen tus pacientes. Debes aprender a valorar su tiempo. Debes dejar suficiente tiempo para que tus pacientes hagan tantas preguntas como deseen durante una cita.

8. Empatía:

Puedes identificarte fácilmente con tu paciente preguntándole sobre el horario diario o los hábitos alimenticios. Este tipo de interacción crea una sensación de conexión, que le mostrará a tu paciente que le importas. Siempre trata de conocer y desarrollar buenas relaciones con tus pacientes. Si el paciente se siente cómodo, no dudes en preguntarle sus antecedentes personales, su rutina diaria y sus preferencias de estilo de vida. Los medicamentos que prescribe pueden tener efectos secundarios y es tu deber educar a los pacientes sobre los posibles riesgos y beneficios. Además, es más probable que los pacientes sigan tus instrucciones y regresen a tu consulta si se sienten conectados contigo.

Notas relacionadas:

5 consejos que puedes usar para hacer más felices a tus pacientes

6 consejos para mejorar tu búsqueda de empleo en el cuidado de la salud

3 consejos para mantener el equilibrio entre el trabajo médico y la vida personal