Han transcurrido poco más de cuatro meses desde que comenzó la aplicación de la vacuna contra la Covid-19 en México y ya suman 18 millones 326 mil 726 dosis suministradas. El ritmo se ha mantenido estable durante las últimas semanas y eso ha servido para disminuir la cifra de contagios y decesos diarios en el país. Es un avance esperanzador pero no significa que el problema haya sido resuelto porque se deben mantener las medidas preventivas como el uso de cubrebocas y evitar reuniones multitudinarias.

Por su parte, hasta este momento la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha permitido el uso de emergencia de inmunizaciones de seis farmacéuticas. Se trata de las de AstraZeneca, Cansino, Pfizer, Sinovac, Sputnik V y Covaxin.

Con base en la información actualizada la gran mayoría de los adultos mayores de 60 años ya recibió al menos una dosis. Inclusive a partir de hoy comenzó la inoculación en personas de 50 a 59 años de la Ciudad de México.

Hecho mortal ocurrido en México

Pero mientras la mayoría de quienes han recibido la vacuna no presentan daños también se han presentado casos adversos de gravedad. Son pocos pero sí han ocurrido. Algunos inclusive han sido mortales y el más reciente ocurrió en Coahuila.

De acuerdo con lo publicado por Milenio el hecho se generó en Torreón. Un adulto mayor recibió la segunda dosis de la vacuna de Pfizer y cuatro días después falleció de Covid-19.

Como parte de la investigación se comprobó que la persona afectada dio positivo a la prueba de SARS-CoV-2 antes de recibir la primera inmunización. Por lo tanto se sospecha que su cuerpo no alcanzó a generar los anticuerpos suficientes contra la enfermedad.

A partir de los estudios internacionales se ha detectado que deben transcurrir al menos dos semanas desde la segunda inyección para obtener una cantidad suficiente de defensas. Mientras que otra de las características de la vacuna es que evita cuadros graves pero no muertes. Inclusive en el caso de la desarrollada por Pfizer su eficacia es del 95 por ciento.

Descartan asociación directa con la vacuna

Además se ha indicado que la víctima también sufría de un padecimiento crónico degenerativo que causó afectaciones en su salud. Al final fue un factor para conducir a la muerte de la persona.

Dicho todo lo anterior, se ha descartado que la vacuna de Pfizer tuviera relación con el deceso. Además se ha reiterado que inclusive quienes ya cuentan con el esquema completo de vacunación deben mantener las medidas preventivas.