Alerta a tus pacientes: ¿se puede contraer COVID desde una piscina?

¿Se puede contraer COVID desde una piscina? Con el avance de la campaña de vacunación en México y varios países en verde. Actualmente, ya se puede nadar en piscinas ​bajo ciertas condiciones.

534

Con el avance de la campaña de vacunación en México y varios países en verde. Actualmente, ya se puede nadar en piscinas al aire libre bajo ciertas condiciones.

Entonces, ¿cómo pueden mantenerse seguros tus pacientes y reducir su riesgo de COVID cuando están en una piscina pública?

Esto es lo que necesitan saber.

Primero, ¿pueden contraer COVID del agua de la piscina?

No.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que “el virus COVID-19 no se transmite a través del agua mientras se nada”.

Y según la Dra. Sylvie Briand, directora del Departamento de Preparación Mundial para Riesgos Infecciosos de la OMS: “Si nadas en una piscina o en un estanque, no puedes contagiarte de COVID-19 a través del agua”.

Pero si va a una piscina llena de gente y está cerca de otras personas, una o más de las cuales están infectadas, pueden infectarse. Por eso, incluso en las piscinas, es importante mantener el distanciamiento físico y tomar precauciones.

Pero por otro lado, ¿pueden contagiarse en los vestuarios?

Si.

En la piscina, el lugar más probable para contraer COVID-19 es en el vestuario.

Esto se debe a que la principal forma en que se propagan las variantes actuales del SARS-CoV-2 (el virus que causa el COVID) es a través de gotitas y aerosoles.

El peligro de las gotas COVID

Las gotitas son partículas exhaladas más grandes que caen al suelo relativamente rápido. Mientras que los aerosoles son partículas más pequeñas que pueden colgar en el aire durante más tiempo y viajar distancias más largas.

Por lo tanto, el riesgo de COVID es mayor en interiores que en exteriores, donde es más probable que el aire contaminado sea arrastrado por las corrientes de aire.

El riesgo al aire libre también es menor porque la radiación ultravioleta del sol y las temperaturas más altas en áreas iluminadas por el sol también tienden a inactivar el virus, haciéndolo no infeccioso.

Los pacientes pueden reducir el riesgo de transmisión de gotitas y aerosoles siguiendo las normas necesarias:

  1. Manteniendo el distanciamiento físico. All menos a dos metros de personas que no sean miembros del hogar.
  2. Usando una cubrebocas
  3. Manteniendo el tiempo en interiores al mínimo.

¿Se puede adquirir haciendo cola?

Si.

El riesgo clave aquí es qué tan cerca está la persona de una persona potencialmente infectada. Así que los pacientes no deben quedarse cerca de otras personas si están haciendo cola para entrar a la piscina o haciendo fila en la cantina para comer papas fritas después de nadar.

Cuanto más cerca se esté, mayor será el riesgo, especialmente considerando que la variante Delta es mucho más transmisible que algunas variantes anteriores.

Una vez más, el distanciamiento físico y el uso de máscaras pueden ayudar a tus pacientes a protegerse.

Notas relacionadas:

México, con mayor mortalidad de personal médico por COVID-19

Síndrome anal inquieto: complicación post-COVID que causa malestar

18 afecciones de salud que hacen más propenso a morir por COVID-19 después de…