Día Mundial del Alzheimer: 5 consejos para cuidadores de pacientes

Los cuidadores de pacientes con Alzheimer deben seguir estos consejos para ofrecer una atención con empatía sin descuidarse a sí mismos.

  • Cada 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer.
  • Aunque en la actualidad hay 35 millones de pacientes se estima que para el 2050 la cifra será de 115 millones de personas afectadas.
  • Hasta el momento no existe una cura contra este padecimiento.

Existen enfermedades que no solo afectan al paciente sino a todo su entorno. Un claro ejemplo ocurre con Alzheimer por el impacto que genera en todo el núcleo familiar y por eso es necesario seguir algunos consejos puntuales. De lo contrario el cuidador puede desarrollar afecciones fisiológicas, cognitivas, afectivas y sociales.

En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que existen 35 millones de personas con este padecimiento. Pero aunque ya es un número importante, se estima que la cifra se duplica cada 20 años. Con esto en mente, se espera que para el 2030 haya 65.7 millones casos y poco más de 115 millones para el 2050.

Con respecto a México, se estima que aproximadamente 900 mil personas padecen Alzheimer esporádico. No obstante, esta cifra podría elevarse a un millón debido a que una cantidad importante de casos no se reportan en los sistemas de salud.

Debido a su elevada incidencia cada 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer. El objetivo es dar a conocer esta enfermedad y aunque hasta ahora no tiene cura, existen algunas formas para retrasar su aparición.

A partir de todo lo mencionado, el Dr. Randall Wright, neurólogo del Hospital Houston Methodist, compartió algunos consejos que deben seguir los cuidadores de pacientes con Alzheimer.

1. Estar abierto a nuevas formas de interactuar y comunicarse

“Es fácil mirar a un padre o ser querido con Alzheimer y verlos como siempre han sido”, añade el Dr. Wright. “Pero es importante aceptar que en cierto punto estamos ante una persona ciertamente diferente. Pueden parecer iguales, pero sus comportamientos van a ser diferentes y no podemos devolverlos a la normalidad solo con fe y voluntad”.

Con esto en mente, recomienda ajustar la forma en que percibimos, interactuamos y comunicamos con ese ser querido. Entendiendo esta diferencia, podremos interactuar mejor con ellos en su día a día. Hasta podríamos encontrar mejores formas de responder a las situaciones desafiantes que seguramente surgirán, como por ejemplo el que nuestro ser querido nos haga la misma pregunta repetidamente, u olvidar algo importante o hacer algo inapropiado.

2. Medidas para evitar estrés y conflictos

El Alzheimer afecta la eficacia con la que el cerebro maneja el estrés y la confusión. Tanto como puedas, evita y limita las situaciones que puedan inducir a la confrontación o al cambio innecesario. De esta manera podrías ayudarlo a que se sienta mejor.

“Surgirán conversaciones y circunstancias difíciles sin duda, pero evita conflictos innecesarios y trata de no hacer más grandes los pequeños rutinarios problemas. Entrar en un conflicto con él o ella, no es justo ni para ti ni para ellos”.

Puedes lograr esto manteniendo una rutina normal con la mayor frecuencia posible. Además, evita exponer a tu ser querido a nuevos entornos con frecuencia o al azar. Trata de mantenerlo en su entorno habitual tanto como sea posible.

3. Reconocer situaciones peligrosas e implementar precauciones

Tener problemas de memoria o de toma de decisiones puede hacer que ciertas situaciones sean inseguras para tu ser querido. Como cuidador, deberás identificar los problemas de seguridad y ser rápido para influir en las soluciones.

“Las precauciones específicas necesarias para mantener a un ser querido a salvo, probablemente serán muy individualizadas y dependerán de las características únicas de su Alzheimer. Sin embargo, hay algunos problemas comunes a tener en cuenta, como conducir un auto y usar ciertos electrodomésticos en la cocina”.

4. Sé proactivo en lugar de reactivo

La enfermedad de Alzheimer es progresiva. Los cuidadores deben reconocer cuándo un problema único se está convirtiendo en un patrón. Y es cuando se debe actuar con rapidez para proponer una solución.

Sin embargo, es difícil determinar el momento exacto para tomar estas decisiones de protección.

Una evaluación de seguridad en el hogar puede ayudarte, en caso de que tengas dificultades para determinar cuándo tu ser querido necesita más atención o cómo debería mejorar esa atención:

• Riesgo que corre tu ser querido.
• Si existen problemas de seguridad.
• Si existen brechas en la atención.
• Próximos pasos a seguir.

Cuidar a tus padres o seres queridos con esta condición de Alzheimer conlleva también asuntos legales, financieros y médicos que evaluar. Estar a un paso adelante, puede tomarnos un tiempo.

5. Saber cuándo pedir ayuda

Al cuidar a alguien con Alzheimer, es fácil descuidarnos a nosotros mismos. Pero no te olvides de tu propio cuidado físico y mental.

Una de las mejores cosas que puedes hacer como cuidador es permitir que otros te ayuden, teniendo claro lo que necesitas. Tal vez necesites apoyo en un servicio de entrega de comida o pedirle de vez en cuando a un miembro de la familia que lleve a tu ser querido a una cita con el médico. Usa este tiempo para relajarte y recargarte.

También lee:

Alzheimer en aumento: Provocaría 115 millones de casos para el 2050

Alzheimer, daños que desarrollan los familiares y cuidadores del paciente

Efemérides sanitarias de septiembre: Del Día de la Ética Médica al del Alzheimer