Con el pasar de los años Apple se ha consolidado como una de las compañías más importantes del mundo. A la fecha es una de las líderes en tecnología y eso se traduce en novedosos equipos que tienen la facilidad de facilitar las labores cotidianas. Aunque en años recientes también se ha preocupado por incorporar funciones relacionadas con la salud. Por lo mismo, algunos de sus dispositivos como el Apple Watch ya son considerados como dispositivos médicos.

Aunque eso no es todo porque la compañía publicó un comunicado para presentar el nuevo sistema operativo iOS 15. Dentro de las siguientes semanas estará lista esta actualización en todos sus smartphone y smartwatch aunque lo más destacado es los beneficios que incluye.

¿Cuáles son las novedades?

Dentro de los aspectos más destacados se encuentra la posibilidad de compartir datos de la app Salud con centros médicos. En ese sentido, uno de los riesgos de esta novedad es la posibilidad del robo de información por parte de hackers. Aunque la compañía californiana ha señalado que cuenta con las suficientes medidas de confidencialidad y seguridad para evitar filtraciones no deseadas.

Aunque eso no es todo porque otra de las nuevas funciones es la prevención de caídas por parte de los usuarios. Para conseguirlo, cada equipo contará con la posibilidad de la distancia y ritmo de los pasos. A partir del análisis de esta información se puede detectar si existen deficiencias al caminar que podrían conducir a diversos tipos de accidentes.

Por su parte, otro de los objetivos es hacer que la salud pueda ser entendida por cualquiera. Para lograrlo ahora los equipos de Apple van a ofrecer descripciones detalladas sobre los resultados de las pruebas médicas. Con esto lo que se busca es evitar los tecnicismos que muchas veces provocan confusiones entre las personas que no son profesionales de la salud.

También se añade la función Tendencias, que se centra desde el pulso cardíaco hasta el sueño de cada usuario. Mientras que como se mencionó párrafos arriba, los resultados podrán ser compartidos de manera automática con los médicos de cabecera para ser analizados. Con esto también se ahorra tiempo para obtener diagnósticos al instante.

Otras funciones ya disponibles

Todos estos cambios se suman a otros ya disponibles en la versión actual de equipos como el Apple Watch Series 4. Uno de los más novedosas es la capacidad para efectuar electrocardiogramas de una manera sencilla, además de que permite detectar la incidencia de fibrosis auricular.

También cuenta con la función llamada Movement Disorder API, la cual está diseñada especialmente para pacientes con Parkinson porque permite monitorear los dos principales síntomas de las personas afectadas con esta condición neurodegenerativa: el temblor en las manos y la discinesia, información que puede ser recopilada mediante gráficas para determinar el avance o deterioro del paciente y así ayudarle al médico a cargo.

Con todas estas novedades es claro que el objetivo de la compañía es hacer de su dispositivo un asistente del médico. Cada vez son más las funciones afines a la salud para prevenir problemas o al menos lograr su detección en poco tiempo.