Un severo problema al que se ha enfrentado nuestro país durante los últimos años es al poco interés de la población en general en torno a la donación de órganos. La situación llegó a niveles críticos a raíz del comienzo de la pandemia. Desde entonces ha existido una disminución notoria de las personas por acercarse a las instituciones de salud o al menos a registrarse en el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra). Mientras tanto existen más de 20 mil pacientes que requieren lo más pronto posible un trasplante.

Resultados del IMSS durante el 2020

Por lo anterior y ante la urgencia de atención en pacientes con padecimientos crónicos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ordenó continuar con los trasplantes de donador vivo-relacionado. Dicha estrategia benefició en 2020 a un total de 351 pacientes así que lo que ahora se busca es superar la cifra.

El Dr. Roberto Carlos Ortiz Galván, detalló que a pesar de las complicaciones por la emergencia sanitaria el IMSS mantuvo activo el Programa Nacional de Trasplantes. Gracias a eso se realizaron 257 trasplantes de riñón, cinco recibieron un segmento hepático y 89 células hematopoyéticas.

El Coordinador de Programas de Trasplantes refirió que una de estas acciones es a través de asignaciones prioritarias. Esto quiere decir que el paciente que se encuentra registrado en espera de un órgano o tejido y es candidato para trasplante con prontitud debido a una situación clínica especial.

Indicó que muchas de estas asignaciones prioritarias pueden obtener el órgano de alguna persona o familiar cercano, de tal manera que esto agiliza el trasplante.

Otra de las acciones es que durante esta pandemia se habilitó el Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional (CMN) de Occidente, como unidad de referencia donde se han atendido pacientes pediátricos de la Ciudad de México y Guadalajara, priorizando cada caso por la gravedad.

El especialista resaltó que durante 2020 se realizaron cuatro trasplantes hepáticos de donante vivo en niños, tres en el Hospital de Pediatría del CMN de Occidente y otro más en Pediatría del CMN Siglo XXI.

“Los resultados postoperatorios inmediatos fueron satisfactorios, actualmente tienen una sobrevida de 75 por ciento; todos fueron asignaciones prioritarias lo que significa que los pacientes se encontraban en un estado de gravedad mayor a lo habitual”.

Cómo brindar seguridad en la donación se órganos

El especialista del IMSS comentó que para brindar procedimientos seguros tanto a familiares como a los menores, las instalaciones de cama y terapia intensiva están alejadas de áreas potencialmente Covid-19 y el personal se protege con el Equipo de Protección Personal (EPP) para evitar contagios.

Además, indicó que para todas las cirugías de urgencia y programadas es indispensable que el donador y el receptor cuenten con una prueba PCR negativa y una tomografía de tórax normal.