Autoexploración, el primer paso para una oportuna detección del cáncer de mama

667

Se sabe que la autoexploración de las mamas es una actividad que debería realizarse mes con mes, para fomentar la detección temprana del cáncer que se forma en dichos tejidos. En diferentes estudios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) mencionan que 4 de cada 5 mujeres consideran tener conocimiento sobre el proceso de la autoexploración y la desidia es el principal motivo para no realizarlo, factor que está relacionado con la edad y el grado escolar.

Con el paso del tiempo se han realizado una considerable cantidad de esfuerzos para motivar a que las mujeres realicen la autoexploración, como parte de la lucha que promueve la Organización Mundial de la Salud (OMS) en contra del cáncer de mama, en el marco de programas nacionales de las enfermedades no transmisibles, cuya directriz es la sensibilización de los habitantes sobre este padecimiento.

A pesar de dichos esfuerzos, aún se considera que los conocimientos actuales sobre las causas del cáncer de mama son insuficientes, en donde la detección temprana es el principal punto de esta lucha. Es por eso que durante el mes de octubre, la OMS fomenta que todas las instancias de salud demuestren su prioridad hacia las estrategias de prevención y detección oportuna, cuyo primer paso es la autoexploración con el objetivo de fomentar que las mujeres acudan por su mastografía anual.

Sociedad mexicana, cuando la autoexploración se convierte en una necesidad

En una sociedad en donde existe una notable carencia del personal de salud e insumos médicos necesarios para atender al total de la población femenina que requiere de la detección oportuna del cáncer de mama, la autoexploración se convierte en una necesidad como un primer paso, sin embargo, no es relevante para reducir el índice de muertes causadas por dicho padecimiento.

Como lo menciona el Dr. Rodrigo Arrangoiz Majul, quien forma parte de la red Top Doctors que operan en el Centro Médico ABC Santa Fe, la autoexploración de mama es un procedimiento adecuado para enseñar a las mujeres a detectar cualquier anomalía en sus senos para acudir a una revisión médica.

La autoexploración no va a mejorar la supervivencia de la paciente con cáncer de mama, pero es un estudio no invasivo, que fomenta que las mujeres acudan a realizarse una mastografía una vez al año, sobre todo si es una mujer mayor de 40 años” señaló el doctor Arrangoiz en entrevista para Saludiario.

Capacitar al personal médico, principal reto para el conocimiento de la autoexploración

Es sabido que el cáncer de mama es una de las principales causas de muerte entre las mujeres mexicanas, padecimiento que ya rebasó la tasa de mortalidad del cáncer cervicouterino, gracias a las campañas nacionales que se realizaron para fomentar su detección oportuna por medio del papanicolau, acciones que disminuyeron el número de incidencias.

Algunos estudios indican que alrededor de la década de los 70’s toda mujer empezó a realizar una mastografía hasta la edad de 40 años y se notó una disminución sustancial en la tasa de mortalidad del cáncer de mama”, agregó.

Asimismo señaló que para capacitar al personal de salud, que realiza las consejerías sobre la autoexploración, se deberían realizar campañas en todas las unidades médicas a nivel nacional, para fomentar el correcto entrenamiento entre médicos y enfermeras. Este proceso consiste en enseñarlos a realizar un examen de salud adecuado con base a las enseñanzas de los expertos, así como reforzar la información.

Conclusiones de un experto en oncología

La clave del éxito es ‘saber enseñar‘ a las mujeres para que ante cualquiera anomalía acudan directamente con su médico. Situación que es contrastante entre México y el resto del mundo, en donde la detección temprana del cáncer de mama representa más de dos terceras partes de los casos. Mientras que en México es todo lo contrario, casi no se detecta, puesto que el 75 por ciento de los casos de cáncer de mama son diagnosticados en etapa avanzada y esto se debe a que no todas las mexicanas tienen acceso a los servicios salud.

Se conoce que el cáncer de mama es el que más recibe dinero para ser investigado. Lo más importante es seguir haciendo esta labor para poder encontrar la cura; posteriormente en cuanto a lo que es la porción clínica, aumentar el acceso a recursos médicos para la población mexicana”, concluyó el doctor Arrangoiz.

Hasta el momento la mastografía el único estudio que contribuye en bajar la incidencia del cáncer de mama, es por esto que el personal de salud debería instaurar de manera obligatoria que toda mujer, desde los 25 años, se realice dicho estudio de manera anual, para continuar con el escrutinio de su diagnóstico lo más exacto posible.