Casco permite a pacientes experimentar los efectos de la cirugía de cataratas previo a la operación

Los responsables del dispositivo esperan que ayude a los pacientes a elegir el mejor lente multifocal para utilizar la cirugía para corregir cataratas

0
105

Uno de los principales tratamientos de corrección visual son los lentes intraoculares. Estos se utilizan frecuentemente para solucionar padecimientos como cataratas. Sin embargo, debido a que se trata de una cirugía, son difíciles de ajustar tras el procedimiento. Así, muchos pacientes pueden rehusarse a someterse a la terapia. En especial por miedo a que los resultados no sean óptimos.

Para solucionar este reto, un grupo de expertos del Consejo Nacional de Investigación de España (CSIC) diseñó un casco simulador. Este dispositivo permitiría a los pacientes evaluar cómo sería su visión después de someterse a la cirugía. Así, se podría reducir la incertidumbre y controlar las expectativas sobre el procedimiento. El estudio fue publicado en la revista Scientific Reports.

Una nueva frontera en la cirugía intraocular

Susana Marcos, coautora de la investigación, definió el dispositivo como un “simulador visual binocular ligero”. El diseño es autónomo y se utiliza como un casco para la comodidad del paciente. La especialista asegura que es el resultado de años de esfuerzos. Por ello, se consiguió que la reproducción digital tuviera una calidad visual equivalente a la de los lentes multifocales.

La posibilidad de que el paciente pueda experimentar la visión mejorada previo a la operación es muy atractiva […]. Los simuladores visuales son una técnica ideal para enseñar a los individuos la multifocalidad. Esto, mucho antes de implantar e incluso fabricar los lentes. Además, si logramos miniaturizar y mejorar nuestro diseño, podríamos multiplicar aún más los beneficios.

Para probar la eficacia del aparato (llamado SimVis), se utilizaron 3 grupos de pacientes. El primero utilizó lentes trifocales comerciales. El segundo empleó un modulador de luz espacial. El último ocupó el nuevo casco simulador. A todos los participantes se les midió su capacidad de agudeza visual a varias distancias. Tanto el dispositivo del CSIC como los lentes trifocales generaron la misma respuesta a los estímulos visuales.

Debido a su naturaleza digital, el nuevo simulador no solo sería útil para probar los lentes antes de una cirugía. Como el casco puede conectarse remotamente a un teléfono inteligente, podrían realizarse tareas de monitoreo. Particularmente, para que médicos y pacientes puedan acceder a los resultados de las pruebas de visión desde cualquier lugar.

Taboola