Científicos del IPN presentan fármaco para tratar cáncer de mama sin efectos secundarios

745

Muchos de los efectos frecuentemente asociados a los tumores, incluidos aquellos propios del cáncer de mama, son de hecho provocados por los tratamientos diseñados para eliminar la enfermedad: pérdida de cabello y apetito, debilidad, palidez, etcétera. Esto se debe a que procedimientos como la quimio o la radioterapia no solo afectan a las células enfermas, sino también a las sanas.

Con el objetivo de reducir los eventos adversos en las células sanas, un grupo de investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) afirmó que tienen preparado un fármaco “estrella” que, gracias a su especificidad y capacidad para atacar únicamente a los tumores, podría eliminar o reducir al mínimo los efectos secundarios característicos de los tratamientos regulares.

Benjamín García Vázquez, catedrático de la Escuela Superior de Medicina (ESM) del IPN y miembro del equipo de investigación, afirmó que su medicamento tiene una función similar a otras alternativas más tradicionales. Pero en ensayos in vitro, su solución tuvo una especificidad mucho más alta en células tumorales del cáncer de mama que en células sanas.

Para identificar esta nueva sustancia, los investigadores del IPN utilizaron herramientas bioinformáticas para evaluar, teóricamente, la efectividad anticancerígena y los posibles efectos adversos de los químicos antes siquiera de tener que fabricarlos. García Vázquez apuntó en entrevista con El Universal que, para esta tarea, se contó con el apoyo del Laboratorio de Desarrollo de Nuevos Fármacos y Productos Biotecnológicos del ESM.

Dependiendo del análisis bioinformático se seleccionan los cinco [compuestos químicos] mejor evaluados para sintetizarlos, porque posiblemente serán los que presenten una mejor actividad anticancerígena. Esta metodología permite acortar tiempo y ahorrar recursos.

García Vázquez indicó que, si todos los estudios in vivo, pruebas clínicas y demás procesos faltantes salen conforme a lo planeado, su medicamento contra el cáncer de mama podría estar comercializándose dentro de cinco u ocho años. Recordó que esta enfermedad es la principal causa de muerte entre mujeres mexicanas, por lo que es crucial continuar con estas innovaciones.