Hoy se vive una situación extraordinaria que no se había presentado en más de un siglo. La pandemia por Covid-19 provocó el confinamiento de millones de personas y de manera paulatina ha comenzado el regreso a la Nueva Normalidad. Lo cierto es que las cosas nunca serán como antes porque el temor a un contagio se mantiene presente en la mayoría de la población.

En ese sentido, tú como médico debes actuar y realizar ciertos cambios dentro de tu consultorio y en el método de atender a tus pacientes. De lo contrario es probable que pierdas clientela, aunque lo más importante es que tu integridad está en riesgo. Por la realización de tus actividades cotidianas tienes una alta probabilidad de contagio y por eso debes redoblar las medidas sanitarias.

Servicio vía online

En primera instancia se encuentra la adopción de nuevas formas de brindar atención a los pacientes. Las videoconsultas médicas han mostrado un importante auge durante los últimos meses. Debido a que todo se ofrece a distancia es una forma segura tanto para ti como para tus pacientes. Por lo mismo es un servicio que vale la pena incorporar dentro de tu consultorio.

Toma en cuenta que no es necesario que todas tus consultas sean vía online. Puedes combinar esta modalidad con la atención convencional y así lograr un equilibrio.

Medidas dentro del consultorio

Ahora bien, no siempre van a funcionar las videoconsultas porque en algunos casos se requiere una inspección a fondo del paciente. Además algunas personas no están acostumbradas o no cuentan con internet en sus hogares. Para este tipo de situaciones es necesario continuar con el servicio dentro de tu consultorio pero con ciertas modificaciones.

En primer lugar procura que los pacientes agenden sus consultas vía telefónica o por medios digitales. El objetivo es que pasen el menor tiempo posible en la sala de espera. Además es necesario reducir la capacidad del espacio afuera del consultorio a la mitad. Para hacerlo coloca letreros en las butacas.

INFOGRAFÍA: Consejos a seguir para evitar contagios de Covid-19 en tu consultorio

De igual forma, resulta conveniente comprar algunos insumos para proteger al consultorio. Uno de ellos es un tapete sanitizante para que todos los pacientes, colaboradores y tú mismo, coloquen los pies antes de ingresar.

También debes contar con las dosis suficientes de gel antibacterial, toallas desinfectantes, cubrebocas y guantes desechables. Son insumos que todos los trabajadores del consultorio van a necesitar durante tiempo indeterminado. De momento no existe una fecha precisa con respecto a la finalización de la pandemia.

Recuerda que es indispensable que te laves las manos antes de atender a cada paciente y desinfectes tu escritorio de forma constante. Es un hábito con el que te proteges tú y a todos los demás.