A lo largo de los últimos días te hemos informado acerca del nuevo tipo de coronavirus surgido en China. No se trata de un tema menor porque hasta el momento se reportan más de 200 personas afectadas y 6 fallecimientos. Otro punto a considerar es la forma tan rápida en que se ha expandido. En menos de un mes ya se han confirmado casos en Japón, Tailandia y Corea del Sur.

Ahora bien, lo más importante es conocer más acerca de esta variante de coronavirus, también llamada 2019-nCoV, para mantener protegidos a tus pacientes.

Origen desconocido

En primera instancia, no se conoce con certeza su origen, aunque se sabe que los primeros casos detectados aparecieron en la ciudad China de Wiuhan. Algunas teorías señalan que habría surgido en una pescadería y por medio de zoonosis se habría transmitido a los humanos. Lo que sí han demostrado los estudios más recientes es que sí se puede contagiar de humano a humano.

Síntomas

Dentro de sus características principales, se indica que inicia como un resfriado común hasta llegar a complicaciones mayores como neumonía. Pero también existen otros síntomas que se han detectado:

  • Dificultades respiratorias.
  • Fiebre.
  • Escalofríos o temblores.
  • Tos.
  • Falta de aire.
  • Dolor de garganta.
  • Secreción nasal.
  • Diarrea.
  • Molestias gastrointestinales.

Lo cierto es que se debe someter a una prueba a las personas sospechosas para determinar si realmente lo padecen. Por medio de un microscopio se aprecia al virus rodeado de peplómetros que tienen la similitud de una corona y de ahí viene su nombre.

Por lo pronto no se cuenta con una vacuna preventiva, por lo que la mejor forma para estar protegido es mediante el lavado constante de manos y principalmente evitar el contacto con personas que lo padezcan.