No es sencillo tener la responsabilidad de atender y curar los problemas de salud de las personas. Por eso es necesaria una formación tan extensa en la universidad. Durante todos esos años se adquieren los conocimientos mínimos básicos para su posterior aplicación en el campo profesional. Pero aunque la mayoría de doctores hacen un trabajo ejemplar también existen algunas excepciones. Por desgracia los médicos deshonestos no solo son dañinos para los pacientes sino que afectan a todo el gremio.

Ante esta situación, el diputado Ramón Vázquez Valadez presentó una iniciativa con la que busca terminar con esta situación. Consiste en reformar diversos artículos de la Ley de Salud y al Código Penal para establecer sanciones más severas.

¡Van contra falsos médicos!

Hasta ahora la idea solo está pensada para Baja California y se busca modificar los artículos 4, 45, 45 BIS, 46, 50, 51, 52, 54 y 56 de la Ley de Salud Pública de la Entidad. Además también el artículo 270 del Código Penal del Estado.

De igual forma, el diputado pidió que la Secretaría de Educación y Bienestar Social, por conducto de su Departamento de Profesiones, ofrezca un registro de todas las personas que tengan cédulas profesionales, especialidades, certificaciones o recertificaciones o títulos que acrediten sus estudios de medicina.

A partir de lo anterior habría un control más estricto de las personas que realmente tienen los estudios necesarios. Mientras que al detectar médicos deshonestos o con documentación falsificada de inmediato serían sancionados.

De igual forma se pide que para la protección de los pacientes la Secretaría de Salud estatal debe publicar a través de su página de internet una lista de los profesionales sanitarios que cuentan con autorización para ejercer la profesión en la entidad. De esta forma, si alguien requiere un servicio podría verificar desde su hogar si el médico con el que se pretende acudir de verdad tiene los estudios necesarios.

En torno al artículo 46 lo que se pretende es que cuando exista un decreto de emergencia epidemiológica todas las instituciones, tanto públicas como privadas, ofrezcan los servicios de salud de forma universal. Con esto todos los ciudadanos tendrían asegurada la atención por la gravedad de la situación.

Esta iniciativa fue turnada a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales de Baja California para su análisis jurídico y posterior aprobación.

Aumentan las personas que denigran la profesión

Todo esto hace recordar que el año pasado se dio a conocer que a partir del inicio de la pandemia aumentaron los médicos apócrifos que se dedican a ofrecer consultas en todo el país. La irresponsabilidad aumenta cuando además recetan medicamentos incorrectos o en dosis indebidas con las que ponen en peligro a los pacientes.

Mientras que por culpa de los médicos deshonestos actualmente México ocupa el quinto lugar mundial en intervenciones de Cirugía Plástica realizadas por charlatanes. De acuerdo con la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica nuestro país tan solo se encuentra por debajo de Brasil, Japón, Estados Unidos e Italia.