Si existen personas que se convirtieron en héroes y heroínas a partir del comienzo de la pandemia fueron los médicos y enfermeras de todo el mundo. En el caso particular de México ha existido un problema de raíz porque durante décadas se descuido al sector sanitario y eso derivó en una alarmante falta de trabajadores. Aunque sin importar las circunstancias adversas siempre se contó con personal dispuesto a ofrecer su tiempo y conocimientos para ayudar a los pacientes.

El problema histórico de la falta de personal médico en México

En ese sentido, para entender la magnitud del problema, la Secretaría de Salud (SSa) estima que antes de la llegada de la Covid-19 a México había un déficit de 200 mil médicos. Mientras que en el rubro de enfermería la cifra es de al menos 250 mil.

Por lo anterior es que una de las primeras medidas del gobierno federal fue contratar a trabajadores de la salud en todo el territorio nacional. De manera constante aparecieron convocatorias para sumarse a los hospitales y contar con la mayor plantilla posible.

En su momento se estimó que fueron hasta 40 mil los trabajadores de la salud que fueron contratados de manera temporal durante el transcurso de la pandemia. Aunque también el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió para que todos los médicos y enfermeras continuaran con sus fuentes de empleo.

Médicos son desechados

Pese a lo mencionado ahora la molestia surge por las denuncias presentadas por trabajadores sanitarios de Zacatecas. Con base en lo reportado por El Universal son más de medio centenar los que fueron despedidos “porque ya no son necesarios”.

Con base en lo reportado, durante los últimos meses ha existido un descenso en el número de personas infectadas de Covid-19 en la entidad. Inclusive Zacatecas ya se encuentra en color verde del semáforo epidemiológico para retomar todas las actividades de manera cotidiana.

Por esta situación las autoridades estatales no renovaron el contrato de los médicos y enfermeras que durante los momentos de mayor crisis de la pandemia se sumaron para apoyar a sus compañeros. Aunque al inicio se les prometió que habría una contratación permanente al final no fue así.

Por otra parte, aunque a nivel nacional sí existe una disminución de casos la Secretaría de Salud (SSa) ha reiterado que la pandemia está muy lejos de terminar. Inclusive existe el riesgo latente a sufrir un rebrote en caso de no acatar las medidas básicas de higiene y prevención.

Mientras que todos los médicos y enfermeras afectados han mostrado su rechazo al trato recibido. Señalan que fueron utilizados como objetos desechables y en unos meses pasaron de héroes a desempleados.

En tanto que hasta el momento las autoridades tanto estatales como federales no han dado su opinión sobre lo ocurrido. Además ahora se teme que lo ocurrido en Zacatecas se pueda replicar en otras partes del país en donde parece que la peor parte de la pandemia ya terminó y se asume que ya no es necesario contar con los médicos y enfermeras contratados durante la emergencia sanitaria.