Desde su llegada a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador ha estado en la mira de todos. No es una cuestión menor porque se tienen muchas esperanzas en su gobierno y las decisiones que anuncia a diario. Al respecto, la salud ha sido uno de sus temas más recurrentes. No son pocos los objetivos que se pretenden alcanzar dentro del sector.

Por lo anterior, uno de los programas más ambiciosos del sexenio es el Plan Nacional de Salud. El objetivo es federalizar la salud para que el gobierno se haga cargo en lugar de las entidades. De esta manera se pretende unificar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y la Secretaría de Salud (SSa). Al final, se busca que dentro de dos años todos los mexicanos cuenten con atención médica gratuita.

Debido a lo ambicioso, las críticas que se han hecho no son pocas. Uno de los que han cuestionado el Plan de Salud de AMLO es Julio Frenk Mora, médico que fue titular de la SSa entre 2000 y 2006. A decir del especialista, resulta imposible que el país logre las metas anunciadas en tan poco tiempo.

Otro de los puntos señalados por Frenk es la desaparición del Seguro Popular. Aunque la decisión ya está tomada, Julio expone que se corre el riesgo de que las personas de escasos recursos pierdan el poco apoyo que tenía.

Solamente entre 2013 y 2018 el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos (FPGC) del Seguro Popular obtuvo grandes resultados. Financió la atención de 98 mil niños que requirieron de cuidados intensivos neonatales, 13 mil casos de cáncer infantil, 18 mil casos de cáncer cérvico-uterino, 51 mil casos de cáncer de mama y 93 mil casos de VIH. ¿Ahora qué pasará con ellos?

Es claro que el tema continúa siendo controvertido. Y tú como profesional de la salud, ¿qué opinas de la desaparición del Seguro Popular?

Taboola