La obesidad y el sobrepeso son enfermedades crónicas que representan un grave problema de salud pública a escala global. Tú lo puedes apreciar con los pacientes que atiendes a diario. Es por lo anterior que se decretó el 28 de mayo como el Día Mundial de la Nutrición para hacer un llamado y conseguir cambios en los hábitos alimenticios y de estilo de vida de la población. De esta manera se puede evitar la aparición de múltiples enfermedades y padecimientos.

México, país líder en América Latina

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en América Latina el 58 por ciento de los habitantes vive con sobrepeso y obesidad (360 millones de personas aproximadamente). Mientras que visto por naciones, el líder de la región es México con una tasa del 64 por ciento en adultos, seguido de Chile con el 63 por ciento.

El exceso de alimentación poco nutritiva en la mayoría de las naciones latinas ha provocado que adultos y niños enfrenten estas enfermedades. Además, las comorbilidades que las acompañan como la diabetes, hipertensión o enfermedades cardiovasculares representen las principales causas de muerte.

La situación varía de acuerdo a cada país; en México, por ejemplo, siete de cada 10 adultos y uno de cada tres niños tienen sobrepeso u obesidad. Mientras que en Colombia el 50 por ciento de la población vive con exceso de masa corpotal. En tanto que en Chile ambos padecimientos constituyen el problema nutricional más relevante para la salud de todas las edades.

Impacto de la pandemia en la obesidad

Recientemente, la empresa Ipsos realizó el estudio Omnibus Obesity Latam en México, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. El resultado fue que el 40 por ciento de la población ha adoptado nuevos hábitos alimentarios debido a la prevalencia del sobrepeso en cada localidad.

El estudio cuya metodología se basó en entender diferentes comportamientos de la población, destacó tres perfiles distintos basados en los hábitos alimentarios o su relación con la comida: disciplinados, intermedios e indisciplinados.

La población disciplinada es aquella que selecciona alimentos saludables de acuerdo a su funcionalidad; los intermedios consideran la calidad de la comida, pero también buscan satisfacer sus antojos; finalmente, los indisciplinados basan su selección únicamente en el placer que les brindan los alimentos.

Los resultados de la investigación destacan que el 43 por ciento de los encuestados pertenece al perfil intermedio. Afirman que la selección de sus alimentos está basada en el placer acompañado de la funcionalidad que encuentran en ellos.

Hábitos de alimentación

Ipsos destaca que en la última década se ha dado un cambio drástico en las creencias y valores; así como sobre cómo las acciones y hábitos alimenticios impactan en la salud de los latinos. En México, por ejemplo, el nivel de conciencia sobre la necesidad de mantener un peso adecuado así como los buenos hábitos saludables se ha incrementado, por lo que el 45 por ciento de la población realiza ejercicio constantemente.

En cuanto a las rutinas que los latinos siguen para alimentarse, el estudio expuso que la mayoría de los encuestados lo hace cuando siente hambre, siendo pocos los que controlan los horarios y las porciones en su alimentación. En contraste, el 60 por ciento de la población dijo haber realizado una dieta para bajar de peso.

En el caso de los hábitos alimentarios basados en las emociones, destaca que la mitad de la población relaciona la comida como símbolo de celebración, por lo que el lazo afectivo que mantienen con sus alimentos es un elemento fundamental al momento de seleccionarlos.

Finalmente, uno de hallazgos más importantes de este análisis reveló que la mayoría de los encuestados afirman que en su país existe poca información, o bien, información confusa acerca de mantener buenos hábitos alimentarios; así como consejos o datos para mantener un peso adecuado a cada persona.

Como conclusión se destaca que, si bien la alimentación de América Latina implica un vínculo afectivo y que la sociedad busca satisfacer sus antojos, cada vez se incrementa el porcentaje de quienes están consientes de la necesidad de cuidar lo que consumen mediante un plan nutrimental, así como mantenerse informados sobre cómo cuidar su salud.