Distrofia muscular permite identificar nueva diana para tratar VIH

373

Abrahán Guirao, vicepresidente de la asociación española Conquistando Escalones, representa principalmente a sus familiares, incluidos tíos, abuelos y primos lejanos en otros países, quienes desde hace ocho generaciones viven con distrofia muscular causada por un gen mutado que, paradójicamente, les ofrece protección contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

La distrofia muscular que aqueja a los Guirao es la de cintura o LGMD1F, trastorno que presenta una mutación que afecta a la proteína transportina 3, la cual es clave en la infección del VIH.

Con base en este descubrimiento, el Instituto Carlos III, el Hospital Vall d’Hebron, el Hospital de la Fe y la Universidad de Valencia en España han unido esfuerzos para investigar las posibles aplicaciones del descubrimiento en una cura o vacuna contra el virus que se base en el bloqueo de la transportina 3 en los leucocitos sin que afecte a los músculos.

Aunque en estos momentos la cura para el VIH aún está lejana, la familia Guirao siente satisfacción al ayudar en su desarrollo. Mientras tanto, su asociación busca recaudar un millón de euros para financiar la investigación que podría ayudarles a curar su afección, aunque ahora parecen estar más cerca de la meta, ya que tienen 25 mil euros y el equipo de futbol local, el Villarreal, se ha sumado a su causa.