Desde hace varios años los consultorios médicos ubicados en farmacias se han posicionado como una opción de atención para los pacientes mexicanos. Su popularidad se puede observar en el crecimiento que han tenido a lo largo de las últimas décadas. Inclusive ahora se ubican al interior de las principales cadenas de supermercados. Al inicio fueron una alternativa para quienes no son derechohabientes ni cuentan con los recursos para acudir con un doctor privado. Aunque ahora prácticamente cualquier persona acude a este tipo de servicio.

Durante la actual pandemia estos establecimientos se han convertido en el principal punto de encuentro para personas que sospechan que están infectadas. Muchos prefieren estos lugares en lugar del IMSS o ISSSTE porque el servicio es directo y no deben esperar por horas. En ocasiones sí se confirma que se trata de casos Covid-19 y en otras se verifica que es una infección distinta. Aunque un punto que muy pocos toman en cuenta es el riesgo al que se enfrentan los médicos a cargo de los consultorios.

La realidad de los médicos de consultorios de farmacias

Con lo anterior en mente, la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex) dio a conocer que el 30 por ciento de los médicos que representa se han contagiado de Covid-19. En la mayoría de los casos los contagios se han dado dentro de sus áreas de trabajo al atender a los pacientes. Pero eso no es todo porque se estima que al menos el cinco por ciento ha fallecido o está en una situación crítica de salud por esta enfermedad.

En ese sentido, a la fecha existen más de 18 mil consultorios de farmacias que forman parte de Anafarmex. En total se estima que ofrecen de 240 mil a 270 mil consultas médicas cada día.

Por su parte, el perfil de quienes atienden a los pacientes está conformado por médicos generales de entre 25 y 75 años. Cada uno tiene la instrucción de portar cubrebocas, caretas y guantes en todo momento. Además se han colocad mamparas en los escritorios para brindar una protección adicional. Aunque a pesar de todo lo anterior ha sido imposible evitar que los galenos se infecten mientras realizan su trabajo.

Les prometen prioridad para la vacuna pero no hay fecha

Ante este panorama es que desde semanas atrás se ha insistido en la urgencia de ofrecer prioridad para recibir la vacuna a los médicos de farmacias. Pese a que en un principio no fueron tomados en cuenta, después se tuvo que rectificar para permitir que también reciban la inmunización contra la Covid-19 aunque todavía no se ha ofrecido una fecha oficial.

Como respuesta de la Secretaría de Salud (SSa) se ha dicho que eso será posible hasta que se cuente con un registro oficial para determinar el número y nombre de los médicos que pertenecen a este sector. Por lo tanto, hasta ahora los únicos que han sido vacunados son los trabajadores sanitarios del campo público y algunos del privado que están en contacto directo con pacientes Covid-19.