Dentro del campo de la salud es obligatorio contar con una formación académica. Aunque un error que algunos cometen es pensar que una vez que egresan de la universidad ya no es necesario seguir con la preparación. En realidad la educación médica continua nunca se termina y siempre es necesario mantenerse actualizado. De esta forma se pueden conocer las innovaciones más recientes en beneficio propio y también de los pacientes.

Los nuevos conocimientos, la introducción de nuevas tecnologías, las tendencias epidemiológicas, así como la aparición de enfermedades crónicas aunado al envejecimiento de la población y la gran cantidad de información disponible generada incluso por los propios pacientes mediante el uso de tecnología móvil, relojes inteligentes, aplicaciones y herramientas de automonitoreo, representa un reto para los profesionales de la salud.

Hoy en día, los pacientes requieren estar cada vez más informados. En la actualidad se calcula que el 80 por ciento de los usuarios de Internet buscan información médica o relacionada con la salud. Mientras que nueve de cada diez de estas búsquedas son a través de navegadores y los temas más buscados son sobre padecimientos médicos y tratamientos. El problema es que de los miles de sitios que existen en la red, algunos no cuentan con información confiable y actualizada.

Por consecuencia, dicho contexto exige que el médico del siglo XXI se mantenga informado, no sólo para consumir conocimiento sino también para producirlo, criticarlo y transformarlo. Por esta razón, es importante que el profesional de la salud reciba los recursos necesarios y adecuados para que pueda ampliar sus destrezas de aprendizaje y de esta manera, proveer una mejor atención al paciente.

Cómo se puede impulsar la educación médica continua

En este sentido, la compañía biofarmacéutica AbbVie, comprometida con la educación continua de la comunidad médica de México, lanza la iniciativa: Future Health Experts, Programa de Residentes by AbbVie. Se trata de un curso innovador de formación integral complementaria, el cual busca compartir herramientas útiles que fortalezcan la práctica clínica en las áreas de oncología, reumatología, dermatología, nefrología, neurología, gastroenterología y oftalmología.

Sobre este proyecto, Omar Tomey, director médico de AbbVie México, comenta que “el constante avance científico y técnico en el campo de la salud exige que los profesionales de la salud desarrollen las competencias necesarias para afrontar los diversos desafíos que representan las enfermedades crónicas no transmisibles así como las enfermedades autoinmunes, por ello es esencial proveer de herramientas a los médicos para que puedan llevar a cabo su práctica médica”.

Al respecto, de acuerdo con la Academia Americana de Medicina, la educación médica continua es un proceso que debe ser constante a lo largo de la vida profesional. De ahí que en los últimos 15 años se ha vuelto cada vez más importante, debido al impacto que ha sufrido la práctica como resultado de los cambios en el ámbito educativo, social y político. Toda vez que sin importar el grado constituye junto con los principios éticos, los pilares del profesionalismo.

Por su parte, el Dr. Omar Tomey, director médico de AbbVie México, dijo que espera que sea un programa que abone a la formación de los médicos porque la educación continua para la atención primaria y en las distintas especialidades debe ser siempre con la mejor calidad.

El programa de educación médica continua Future Health Experts comenzará la segunda semana de noviembre y el registro podrá realizarse a partir del mes de octubre. Aunque si estás interesado puedes registrarte en el siguiente enlace para apartar tu lugar.