Dentro de los aspectos que se deben destacar de la actual pandemia de Covid-19 está el avance tecnológico y científico obtenido. El ejemplo más claro se puede apreciar en el desarrollo de una vacuna en tiempo récord porque nunca antes se había conseguido algo similar en menos de un año. Pero ahora existe una nueva discusión y radica en la dosis de refuerzo que han propuesto algunas farmacéuticas. Se trata de un aspecto que divide opiniones entre las propias autoridades sanitarias.

Eficacia disminuye en muy poco tiempo

Todo empezó cuando Pfizer recomendó la aplicación de una tercera inyección para asegurar una adecuada protección a largo plazo. Dentro de sus motivos se encuentra la disminución de anticuerpos medio año después de completar el esquema. Además la aparición de nuevas variantes también pone en riesgo el biológico.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la principal detractora de esta recomendación. Lo que señala es que en estos momentos es fundamental que los habitantes de países pobres reciban al menos una dosis antes de pensar en aplicar una tercera a las personas de las naciones desarrolladas.

Mientras tanto, en Estados Unidos hace unos días la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) autorizó la dosis de refuerzo contra la Covid-19 pero con restricciones. Lo que señala es que solo es necesaria en las personas mayores de 65 años.

Nuevos esquemas de vacunación propuestos

A su vez, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) han publicado una nueva recomendación. Consiste en los grupos vulnerables que también deben de recibir una inyección adicional. Dentro de la lista se encuentra el personal médico debido a la alta exposición al virus que se vive a diario por el desempeño de sus labores. Además también se incluyen otras profesiones como profesores, conductores de transporte público y empleados de tiendas de abarrotes.

Lo que se menciona es que quienes ya completaron su esquema con la inmunización de Pfizer deben esperar seis meses para recibir la tercera dosis. De momento solo se contempla esta farmacéutica aunque hay otras en las que podría tomarse una decisión similar.

Por lo tanto, ahora se ha generado una nueva disyuntiva acerca de si el personal médico debería recibir una dosis de refuerzo de la vacuna contra la Covid-19. Todavía no se autoriza pero la OMS mantiene su postura en que no es necesario y ni siquiera los encargados de atender pacientes deben tener este beneficio.

Y en tu caso, ¿apoyas que el personal médico reciba una dosis refuerzo de la vacuna contra la Covid-19?