x

Esta enfermedad dermatológica puede causar asma y alergia alimentaria en niños

De acuerdo con las cifras actuales se estima que aproximadamente el 5% de los niños menores de 5 años tiene una alergia alimentaria.
alergia alimentaria
  • De acuerdo con la OMS la prevalencia de las alergias a algún alimento varían de un 1.1% a un 10.8% a nivel global.
  • Los alimentos que causan más alergias son el huevo, la leche, los cacahuates, los mariscos, las nueces de árbol, la soja, el pescado y el trigo.
  • Mientras que en la actualidad se estima que aproximadamente el 5% de los niños menores de 5 años tiene una alergia alimentaria.

 

La infancia es una época de total aprendizaje para los menores pero también para su entorno familiar. De manera natural los niños desean jugar todo el tiempo y aunque no hay problema con esta situación, jamás se debe pasar por alto la salud. De hecho existe una enfermedad dermatológica que, aunque muchos no lo saben, tiene una relación directa con la alergia alimentaria.

Es en la infancia en donde podemos encontrar diversión en cualquier rincón, con cualquier pretexto y en distintas actividades cotidianas como jugar en la tierra, mojarse con globos de agua o bien darse un buen chapuzón con los amigos en la piscina. Lamentablemente, esos momentos mágicos pueden perderse cuando se presentan enfermedades autoinmunes que alteran toda la dinámica propia de la niñez.

La enfermedad dermatológica que puede causar alergia alimentaria

Al respecto, es momento de hablar acerca de la dermatitis atópica. Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica de la piel y es conocida por ser el padecimiento cutáneo más frecuente en la infancia. Esta condición puede agravarse ante la presencia de humedad, clima extremo o partículas que desencadenan reacciones alérgicas y con ello, impactar en su entorno social y de bienestar.

Otro aspecto que recordamos gratamente como parte de la primera etapa de la vida son esos sabores dulces o salados que encantan a nuestro nobel paladar. Qué tal una buena rebanada de pastel, un bonche de dulces de colores vibrantes o una rica dotación de cacahuates.

Un problema que va más allá de la piel

Bien, los niños con dermatitis atópica muchas veces tienen que restringir o evitar este tipo de alimentos debido al desarrollo de alergias a ciertos alimentos, tales como el chocolate, algunos colorantes empleados para golosinas, leche, carne o huevo. De hecho, alrededor del 20 al 40% de niños con dermatitis atópica moderada a grave presenta alguna alergia alimentaria.

Aunque los problemas no terminan ahí. Se calcula que una dermatitis atópica no controlada da a pie a otras enfermedades alérgicas como asma o rinitis alérgica.

Por otra parte, la dermatitis atópica no solo limita la ingesta de ciertos alimentos cuando existe hipersensibilidad a ellos, sino también la exposición al polvo, al sol, al frío o al pelo de animales domésticos.

La alergia alimentaria no tiene cura

Mientras que algo muy importante que se debe destacar es que la alergia alimentaria no se puede curar. Solo puede prevenir los síntomas evitando los alimentos que causan reacciones. Si entra en contacto con un alimento que provoca una reacción alérgica menor, por lo general, puede usar un antihistamínico para aliviar los síntomas. En el caso de una reacción grave, es posible que necesite una inyección de epinefrina de emergencia o dirigirse al departamento de emergencia.

Sin duda estos escenarios son particulares de la niñez. No obstante, en México, donde la dermatitis atópica representa el 17% de todas las dermatosis infantiles en niños entre los 2 y los 12 años, síntomas propios de esta enfermedad como sarpullido, comezón intensa, enrojecimiento en la piel, insomnio a causa del dolor en la piel, pueden verse exacerbados con aero-alérgenos, como la caspa de perros o gatos y el polen.

Para la doctora Ana del Carmen García, médico internista con subespecialidad en alergología e inmunología y gerente de enlace médico de Sanofi, esta enfermedad dermatológica en pacientes de edad pediátrica representa un reto importante en salud al que debe darse visibilidad.

“Es necesario reflexionar sobre el impacto que la dermatitis atópica puede tener en la calidad de vida de pacientes como los niños, quienes se encuentran descubriendo el mundo a través de múltiples escenarios y experiencias sensoriales que se derivan de probar, tocar y estar en contacto con la naturaleza”.

La consulta oportuna a especialistas de la salud, como lo son los expertos en dermatología y alergología, así como la atención continua de los padres, puede hacer una gran diferencia para controlar apropiadamente la dermatitis atópica y permitir a los niños descubrir el mundo sin restricciones.

Actualmente, gracias a las innovaciones de la ciencia, los pacientes pediátricos con dermatitis atópica cuentan con opciones terapéuticas que han mostrado una gran efectividad para lograr un excelente control de los procesos inflamatorios que causa en los menores de edad.

 

También lee:

Día Mundial de la Alergia: ¿Cuáles son las más raras que has atendido?

Gráfica del día: Alergias más comunes que tienen los famosos y celebridades

Alergias e intolerancias alimentarias: Pruebas médicas para su detección

Compartir

Lo más Reciente

ÚNETE A LA COMUNIDAD DE PROFESIONALES DE LA SALUD