La pandemia ha disminuido su ritmo de contagios y decesos durante los últimos días y existen muchos aspectos que han influido. En especial se piensa que ha sido gracias a las campañas de vacunación que se llevan a cabo en diversos países. Con esta protección hay menos casos y las probabilidades de evolucionar a fases graves de la enfermedad son mínimas. Aunque a la fecha no en todas las naciones se han implementado las mismas estrategias.

AstraZeneca para adultos mayores y Pfizer para médicos

Con respecto a México, esta semana inició la aplicación de la inmunización entre los adultos mayores. Durante las dos primeras jornadas se han suminstrado 189 mil 070 dosis de AstraZeneca en 253 municipios de 30 entidades federativas. Se eligió las zonas con los índices de pobreza más elevados y eventualmente se continuará con el resto de habitantes.

Ahora bien, una duda que persiste es lo que pasará con el personal médico de todo el país. Aunque fue el sector en el que comenzó la vacunación, después de tres semanas se detuvo porque Pfizer dejó de enviar cargamentos con insumos a nuestro país. Eso ha provocado que miles de médicos cuenten con apenas una de las dos dosis que se requieren para tener una protección del 95 por ciento. Mientras que otros tantos ni siquiera han recibido la primera inyección.

Fue precisamente ayer 16 de febrero cuando nuestro país retomó los cargamentos de la farmacéutica estadounidense. En dos vuelos separados a la Ciudad de México y Nuevo León llegaron 491 mil 400 dosis.

¿Y los médicos cuándo serán vacunados?

Mientras que en la conferencia de prensa del día de hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó la fecha en que se retomará la vacunación en el personal médico de todo el país. Será este lunes 22 de febrero cuando comience la aplicación de los biológicos recién llegados.

En ese sentido, explicó que la prioridad la van a tener los trabajadores de la salud que previamente recibieron la primera dosis. Algunos de ellos se encuentran en el límite de la recomendación porque ya ha transcurrido un mes desde se les aplicó la inyección. Lo ideal es que la diferencia sea de 21 días.

Una vez que se cubra a todos ellos se procederá a continuar con la vacunación a los demás trabajadores de la salud que se encuentran en la primera línea de batalla. Todos los que atienden de manera directa a pacientes infectados serán los segundos en ser incluidos en la campaña.

Por su parte, la Secretaría de Salud (SSa) señaló que hasta el momento se han aplicado poco más de 749 mil dosis a médicos y enfermeras de todo el país. De esa cifra, 90 mil corresponden a esquemas completos, es decir, son quienes ya recibieron las dos inyecciones.