El planeta se encuentra ante un inminente repunte de contagios de Covid-19. Hasta ahora la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce un total de 192 millones de casos y la tendencia durante las últimas se mantiene a la alza. Los motivos son varios pero se resumen en dos principales. Por una parte está la relajación en las medidas sanitarias en gran parte de la población. Mientras que también se debe añadir la expansión de la Variante Delta que inclusive ya predomina en algunas naciones.

¿Por qué es tan peligrosa?

Para entender el panorama actual es necesario contemplar que hace poco la OMS la reclasificó como “de interés”. En esta denominación se encuentran todas las que son más infecciosas o que provocan más complicaciones en los pacientes. Mientras que otro aspecto fundamental es que en algunos casos inclusive pueden causar que las vacunas actuales sean menos eficaces.

Las investigaciones más recientes han mostrado que la Variante Delta puede ser hasta 60 por ciento más infecciosa. Eso explica por qué los países en donde se ha identificado han mostrado un aumento en el número de contagios.

La vacuna que genera menos anticuerpos

Mientras que otro aspecto que se debe considerar es que también puede reducir la eficacia de las vacunas actuales. A partir de lo anterior, personal de la Universidad de Nueva York realizó un estudio en el que se identificó que la vacuna de Johnson & Johnson genera una notoria cantidad menor de anticuerpos contra la Variante Delta.

Con base en lo publicado por Bloomberg, la protección que otorga es menor a la de otras vacunas de ARN mensajero como las de Pfizer y Moderna. Además se menciona que debido a que la inmunización de Johnson & Johnson es de una dosis no existe la posibilidad de ofrecer refuerzos a las personas.

“Mostró una disminución más pronunciada del neutralizante contra las variantes, lo que aumenta la posibilidad de una menor protección”.

Lo mencionado podría representar un problema en quienes ya recibieron la vacuna de Johnson & Johnson o contemplan ser inmunizados con el biológico. Aunque no significa que no funcione al menos la protección en las personas sería menor en comparación con otras opciones.

Por su parte, lo que no se menciona es el período de tiempo durante el cual generaría anticuerpos. A la fecha es una duda que persiste con todas las inmunizaciones pero se prevé que sea de al menos un año.

Ahora bien, ante su baja protección se planteado que sea necesario aplicar más dosis. De momento Pfizer es la única farmacéutica que ha modificado su estrategia original. Aunque al inicio se planteó que serían necesarias dos inyecciones ahora son tres.