Son muchas las motivaciones que conducen a las personas para convertirse en médicos. En muchas ocasiones es para seguir un ejemplo familiar porque es un trabajo que han visto toda la vida y eso provoca que lo quieran replicar. También se encuentra el hecho de querer ayudar a los demás porque se trata de una profesiones más nobles que existen. Cuidar de la salud de los demás no es nada sencillo e implica una gran responsabilidad. Precisamente por eso se requieren tantos años de formación para adquirir los conocimientos que permitan ofrecer un servicio óptimo a los pacientes.

Todos los sacrificios de la carrera de Medicina

Pero aunque la vocación de servicio debe prevalecer, tampoco se puede ignorar que se trata de un trabajo y por lo tanto debe ser remunerado. En muchas ocasiones las personas piensan que la salud no tiene un precio pero no necesariamente es así. Detrás de todos los médicos hay años de esfuerzo y dedicación. Además estudiar la carrera no es barato por todos los libros, uniformes y demás insumos que se deben comprar.

Desde el internado comienzan las jornadas maratónicas de trabajo que en ocasiones llegan a las 36 horas continuas. Eso provoca un desgaste tanto a nivel físico como mental. Cuando alguien se encuentra en estas condiciones aumentan las probabilidades a cometer errores.

De igual forma, se debe considerar que los doctores de nuestro país se deben enfrentar a un sistema injusto. El servicio social consta de un año y muchos son obligados a tener que realizarlo en clínicas rurales con el mínimo de recursos. Mientras que la inseguridad a la que se enfrentan inclusive ha cobrado vidas.

Con todos los argumentos anteriores resulta natural que al ejercer la profesión se aspire a salarios dignos. No es un privilegio sino simplemente una necesidad básica a la que todos tienen derecho. Por eso una de las preguntas más frecuentes es acerca del pago que reciben los médicos en nuestro país.

Para empezar se debe aclarar que no todos ganan lo mismo porque cada institución tiene diferentes tabuladores. Además también hay factores que provocan que algunas personas reciban más dinero que otras. De forma natural un especialista tiende a contar con una retribución mayor que la de un médico general.

¿Cuánto ganan los médicos en México?

Para tener una idea clara de la situación en nuestro país se puede tomar una reciente investigación de la revista Emeequis. El trabajo menciona que un médico general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) gana entre 7 mil 941 pesos y 8 mil 367 pesos libres de impuestos. En cambio, un galeno con el mismo cargo en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) recibe entre 8 mil 300 y 15 mil 900 pesos al mes. Y cuando se trata de un nosocomio dependiente de la Secretaría de Salud (SSa), los salarios netos son de 13 mil 288 pesos.

A raíz de las cifras tan bajas es que muchas veces los médicos deben recurrir a tener dos trabajos. Es la única manera en la que pueden asegurar contar con ingresos dignos aunque eso implique un doble desgaste.

También se indica que un especialista que trabaja como Coordinador Hospitalario de Donación del Hospital de Especialidades de Siglo XXI, dependiente del IMSS, tiene un sueldo mensual de 11 mil 615 pesos netos. Por su parte, en el ISSSTE reciben una retribución que va de 8 mil a 19 mil pesos al mes

A su vez, el salario de los jefes de división, coordinadores y directivos tanto del IMSS y del ISSSTE aumenta de manera exponencial y varía entre 40 mil y 100 mil pesos netos mensuales. Es una diferencia abismal con respecto a lo que reciben el resto de médicos.