Dentro de la medicina, el content marketing es complicado de dominar. Por supuesto, no es una tarea imposible, con el enfoque adecuado. Uno de los principales problemas es que, si no se tiene una buena dirección creativa, las publicaciones llegan a ser aburridas para los pacientes. Pero incluso cuando se tiene una narrativa entretenida, los temas pueden volverse demasiado complejos.

Muchas disciplinas de la mercadotecnia, incluido el content marketing, requieren de elementos sencillos. Esta característica no necesariamente se refiere a qué tan complejo o no es crear la estrategia. Más bien, implica que los usuarios y pacientes prospectos puedan consumir las campañas sin esfuerzo. Para los doctores y médicos, conseguir esta meta puede ser un gran reto.

Un content marketing médico complejo no captura la atención de los pacientes. A otros doctores tal vez les llame la atención, pero ese no es el público que pretendes atraer. Hacer publicaciones sencillas va más allá de eliminar términos formales o expresiones rebuscadas. Significa tratar temas que resuenen fácilmente con los pacientes. Para ello, puedes emplear estas estrategias:

1Piensa, ¿cuál es el impacto “real” de tus servicios?

La mejor forma de hacer content marketing médico sencillo es con una estructura de 3 pasos. Primero, define un problema de salud para los pacientes (por ejemplo, incapacidad para dormir). Luego, presenta cómo tu servicio es la solución (una operación para enderezar un tabique nasal). Finalmente, debes exponer los resultados (descanso de calidad por la mayor oxigenación).

2Diseña tu content marketing alrededor de un punto de “ignición”

Imaginemos que te dedicas a cirugía bariátrica. Explicar a un paciente porqué debería contratarte para este procedimiento puede ser muy complejo. Así que mejor describe algún mini-servicio que te dé entrada a ofrecer otro tipo de atención en el futuro. Por ejemplo, simples tips de nutrición. Desde ahí, puedes ofrecerles servicios cada vez más elaborados, costosos y completos.

3“Traduce” tu opinión de experto

Lo mejor del content marketing médico, es que tú eres la voz de autoridad en todos los temas. Sin embargo, a cualquier especialista se le hace difícil simplificar sus ideas para un público general. Así que cuando hagas publicaciones, recuerda que hablas con gente que, probablemente, no tiene ningún conocimiento en salud. También es válido que solicites los servicios de un profesional de la comunicación. Con tu supervisión, sabrán trasladar tus ideas a un lenguaje más simple.