Cada 11 de junio se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Próstata con el objetivo de darle visibilidad a este problema tan serio y mortal. Tan solo en América se detectan más de 400 mil nuevos casos cada año. Mientras que al igual que ocurre con otros tumores, el tiempo desempeña un factor fundamental. Si se diagnostica en sus primeras etapas hay mayores probabilidades de curación.

Por su parte, el problema es que de los 26 mil 742 nuevos casos que se detectaron en México durante el 2020 el 70 por ciento fueron en etapas avanzadas. Por lo mismo ya se trata de uno de los tumores más mortales en varones.

En parte esta situación es ocasionada porque los hombres tienen muchos prejuicios acerca de las pruebas de diagnóstico. Mientras que otro motivo a tomar en cuenta es que al inicio el cáncer de próstata no genera síntomas notorios. Por lo tanto puede evolucionar sin que las personas se den cuenta.

Detección oportuna aumenta las probabilidades de curación

Ante este panorama el oncólogo Jordi Guzmán Casta, comparte los principales factores de riesgo y manera para detectar el cáncer de próstata. Es importante hablar siempre con los pacientes para motivarlos para que acudan a los exámenes de revisión. No se puede dejar pasar el tiempo porque podría ser mortal.

  1. La edad. A partir de los 50 años empieza a ser un factor de riesgo y alcanza su pico máximo a partir de los 65 años, por lo que es fundamental que los hombres en este rango de edades se realicen estudios de prevención periódicamente.
  2. El tacto rectal. Esta prueba le permite al urólogo, oncólogo o médico tratante localizar bultos u otras anormalidades. Es importante que se la realicen todos los hombres de 50 años o más, independientemente de antecedentes familiares y no familiares.
  3. Toma de muestra de antígeno prostático específico en sangre. Combinado con el tacto rectal, este análisis permite detectar cáncer de próstata en hombres que no presentan síntomas. Si se sospecha de cáncer, se suele completar con otros estudios, como el ultrasonido transrectal.
  4. El factor hereditario. El hecho de contar con un familiar que haya padecido cáncer de próstata, sobre todo de primera línea como el padre o un hermano, da un riesgo siete veces mayor de desarrollar cáncer de próstata.

La mutación del BRCA es muy común en cáncer de mama y cáncer de ovario, pero puede llegar a afectar a los hombres con familiares mujeres que tengan o hayan padecido estos tipos de cáncer. Una alimentación baja en grasas y rica en frutas y verduras, el ejercicio frecuente y mantener un peso saludable son hábitos que pueden ayudar a prevenir el riesgo de desarrollar este tumor.