Aunque se trata de un aspecto elemental en realidad hay muchas personas que no conocen los grupos sanguíneos que existen ni al que pertenecen. Eso es muy grave porque se trata de información que todos deberían de memorizar como la fecha de nacimiento. En caso de cualquier emergencia es indispensable conocerlo y lo mismo ocurre si se desea realizar una donación porque no todos son compatibles entre sí.

Pandemia disminuye (todavía más) las donaciones de sangre en México

Todo adquiere mayor relevancia porque de forma histórica México nunca se ha distinguido por su tasa de donación de sangre. La mayoría de la población suele realizar esta acción por compromiso o solo cuando tienen un familiar afectado. A la fecha son muy pocos los que se suman de manera altruista a esta noble acción. De hecho, nuestro país tiene una de las más bajas y la situación se ha complicado todavía más a partir de la pandemia. Se tiene la creencia de que los hospitales son espacios insalubres y de alto contagio, por lo que se evita acudir a ellos.

Para poner en contexto, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) afirma que desde que inició la emergencia sanitaria la captación de este vital líquido disminuyó en 60 por ciento de lo que habitualmente se obtiene en una jornada normal.

Ahora bien, con respecto a la clasificación de grupos sanguíneo se basa en las características presentes en la capa exterior de los glóbulos rojos y en el suero de la sangre. Las dos clasificaciones más importantes en humanos son los antígenos (el sistema AB0) y el factor Rh. El sistema AB0 fue descubierto por Karl Landsteiner en 1901, y fue el primer sistema de grupo sanguíneo conocido. Su nombre proviene de los tres tipos de grupos que se identifican: los de antígeno A, de antígeno B, y 0 (cero) sin antígenos.

El científico austriaco Karl Landsteiner recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1930 por sus trabajos en la caracterización de los grupos sanguíneos AB0. Aparte de los grupos mayoritarios, hay otros 32 muchísimo más escasos.

Los tipos más comunes en México

A nivel global el más común es el grupo O y el menos frecuente el grupo AB. Mientras que si se analiza por países en México se repite la tendencia. El 59 por ciento de la población pertenece al grupo O. Le sigue el grupo A con 27 por ciento y en tercer lugar está el B con 10 por ciento. Mientras que en último lugar esté el tipo AB con apenas el cuatro por ciento del total de las personas.

Por otra parte, con base en la Sociedad Americana de Hematología, quienes tienen el grupo O- se consideran “donantes universales” porque pueden donar sangre a cualquier persona, pero solo pueden recibir sangre de personas con su mismo grupo sanguíneo, lo que hace que exista una gran demanda de donantes de O-. Por su parte, aquellos con el grupo AB+ son “receptores universales” pues pueden recibir sangre de cualquier otro grupo.

Para conocer la compatibilidad entre grupos sanguíneos te compartimos la siguiente infografía de Statista. La información es de vital importancia porque las transfusiones de sangre entre grupos incompatibles pueden provocar una reacción inmunológica que puede desembocar en hemólisis, anemia, fallo renal, choque circulatorio y muerte.

GRÁFICA: Compatibilidad entre grupos sanguíneos para realizar donaciones