Hasta hace algunos años, todas las consultas médicas eran presenciales. Después de realizar una revisión detallada al paciente determinabas el origen del malestar y ofrecías un diagnóstico. Al finalizar redactabas una receta con los medicamentos e indicaciones a seguir para alcanzar una recuperación plena. El modelo permanece vigente hasta nuestros días pero ya no es la única forma de atención.

Gracias al desarrollo de la tecnología, cada vez son más frecuentes las consultas médicas online. A través de cualquier dispositivo con conexión a internet puedes atender a tus pacientes sin importar el lugar en el que se encuentren. Es una manera sencilla y práctica con la que obtienes una disminución de tiempo. Además es una manera segura en la que te mantienes a salvo de posibles contagios por Covid-19.

Aunque una pregunta constante es cómo se pueden prescribir medicamentos a los pacientes mediante formatos electrónicos. Antes que nada se debe recordar que fue en el 2011 cuando la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó la expedición de recetas médicas electrónicas.

Señalamiento que marca la ley

Todo es gestionado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). El sustento se encuentra en el Artículo 226 de la Ley General de Salud, referente a las Reglas generales para la tramitación electrónica de permisos para el uso de recetarios especiales para medicamentos.

Requisitos generales

Ahora bien, lo primero que debes de tener en cuenta es que existen tres requisitos generales que debes de cumplir para iniciar con el trámite electrónico:

  • Ser médico, homeópata, cirujano dentistas o médico veterinario.
  • Contar con una cuenta de correo electrónico personal.
  • Tener escaneada tu identificación oficial vigente, tu copia certificada de la cédula profesional de la carrera de medicina y/o especialidad y el comprobante del domicilio (no mayor a 3 meses de su expedición) que aparecerá en el formulario.
  • Requisito exclusivo para unidades hospitalarias: Escanear un escrito libre firmado por el director de la institución y en hoja membretada, donde se designe al médico como responsable de la prescripción de estupefacientes

Pasos a seguir

El siguiente paso es ingresar en el enlace de trámites y servicios de la Cofepris. Ahí debes registrarte con tus datos básicos de información, entre ellos nombre, CURP, cédula profesional y cuenta personal de correo electrónico.

Al acceder al siguiente paso deberás cargar las copias de tu identificación oficial, cédula profesional y comprobante de domicilio.

Al realizar todo lo anterior, aparecerá en la pantalla el mensaje: “su registro ha sido completado”. A través de tu correo electrónico llegará un mensaje con tu cuenta y contraseña. Al contar con ambas vas a poder ingresar de forma directa al sistema. Debes de tomar en cuenta que el uso de esta herramienta digital es personal.

Ahora sí, ya cuentas con la posibilidad de emitir recetas médicas electrónicas a tus pacientes. Toma en cuenta que todo se realiza desde el portal de la Cofepris en el que te registraste. En ese mismo sitio vas a tener a tu disposición una amplia gama de claves correspondientes a los medicamentos. El resto del llenado es igual al que normalmente realizas en cualquier consulta presencial.

Finalmente, siempre debes de tener presente que las recetas médicas electrónicas son tu responsabilidad. Debes hacer un uso profesional de ellas y sólo prescribir los fármacos a pacientes que realmente los requieran.