La salud visual es uno de los aspectos que las personas más suelen descuidar. A la fecha son muy pocos quienes mantienen cuidados preventivos y acuden a revisiones periódicas. Mientras que uno de los mayores factores de riesgo es la edad. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) se estima que existen más de 20 millones de personas mayores de 45 años en nuestro país. Conforme pasa el tiempo se vuelven susceptibles a problemas como padecer presbicia.

Precisamente entre los 40 y 45 años es común que esta enfermedad también conocida como “vista cansada”. Es una consecuencia del envejecimiento que genera problemas al intentar enfocar los objetos cercanos. Eso resulta en una incapacidad progresiva para poder leer, pesadez en los ojos, picor o incomodidad. Se estima que afecta al 20 por ciento de los mexicanos que necesitan corrección visual.

Estadísticas en México

En nuestro país es poco el conocimiento entre la población de este padecimiento incurable pero sí tratable, y todavía mucho menor el uso de la mejor tecnología oftálmica para corregir sus efectos: los lentes progresivos. De acuerdo con una encuesta de Essilor, líder mundial en soluciones para la visión, se obtuvo que:

  • Más del 60% de los présbitas mexicanos no usan lentes progresivos.
  • El 33% no tiene interés en ellos, porque no saben qué son o desconocen sus beneficios.
  • Aunque el 39% declaró usar lentes progresivos, no siempre tienen la mejor tecnología, por la que el 28% se mostró interesado tras probarla.

Por ello, con el objetivo de mejorar la salud de los pacientes con presbicia, fue inaugurado en la Ciudad de México el Centro de Excelencia Essilor. Se encuentra ubicado en Bolívar #31 en el Centro Histórico y marca un importante punto con soporte tecnológico para los optometristas. En este sitio van a encontrar una extensión de sus ópticas para tratar aspectos muy específicos de la adaptación de sus pacientes a los lentes progresivos.

En el Centro de Excelencia Essilor, aparte de atender asuntos puntuales sobre presbicia, los expertos certificados también brindan asesoría a los especialistas en salud visual sobre otras soluciones para la corrección, protección y optimización visual. Aunque su objetivo primordial es garantizar una total adaptación de los présbitas a sus revolucionarios lentes progresivos, que en estándares de calidad se ubican por encima que los lentes bifocales o de vista sencilla.

Con una inversión anual de 200 millones de euros en investigación e innovación visual para ofrecer productos eficaces para todas las edades, Essilor da este nuevo paso después de haber ayudado a más de mil millones de personas en todo el mundo a mejorar su calidad de vida desde los ojos.