Inmunidad activa vs inmunidad pasiva: ¿Qué es cada una?

Cuántos anticuerpos producirá nuestro sistema inmunológico y cuánto durará no está bajo nuestro control. Pero hay factores que pueden debilitar la inmunidad .

385

El sistema inmunológico produce anticuerpos en respuesta al virus almacenado en su memoria para el futuro. Por lo tanto, la inmunidad reacciona rápidamente para combatir el virus cuando vuelve a entrar en contacto con él.

Para los no iniciados, el cuerpo proporciona dos tipos de inmunidad contra el virus: activa y pasiva. Ambos se adquieren y duran de manera diferente.

¿Qué son los anticuerpos?

Cada vez que un patógeno ingresa a nuestro cuerpo, nuestro sistema inmunológico produce proteínas defensivas para combatirlo. Los cuales se denominan anticuerpos. Estos anticuerpos se producen exactamente según el organismo. Reconocen al invasor con la ayuda de proteínas en su superficie llamadas antígenos.

Los antígenos se dirigen al intruso y lo matan directamente o lo bloquean para que sea neutralizado por otras células inmunes. Hay principalmente dos tipos de anticuerpos producidos por nuestro sistema inmunológico cuando entra en contacto con el virus: la inmunoglobulina M (IgM) y la inmunoglobulina G (IgG).

  1. Inmunoglobulina M (IgM): Nuestro sistema interno produce este anticuerpo primero después de entrar en contacto con cualquier enfermedad que cause patógenos.
  2. Inmunoglobulina G (IgG): los anticuerpos IgM son producidos posteriormente por el sistema inmunológico y actúan como una célula de memoria.

Inmunidad activa

La inmunidad activa se refiere a la producción de anticuerpos en respuesta a la presencia de un antígeno. Es producido por el sistema inmunológico cuando el cuerpo se activa para producir anticuerpos para combatir enfermedades. Un anticuerpo activo se produce de dos formas:

Infección natural: obtienes anticuerpos después de entrar en contacto con el virus.

Vacunación: este tipo de inmunidad se obtiene al recibir una forma debilitada de un patógeno a través de la vacunación.

Las personas infectadas con coronavirus desarrollan anticuerpos dentro de las 2 semanas posteriores a la exposición al virus. Pero aún se desconoce cuánto tiempo nos protege. Algunos estudios realizados al respecto revelaron que la inmunidad al COVID-19 podría no durar mucho. Otro estudio reveló que el nivel de anticuerpos cae drásticamente unos meses después de recuperarse del COVID-19. Se necesita mucha más investigación en esta área para saber cuánto dura la inmunidad.

Inmunidad pasiva

La inmunidad pasiva se refiere a los anticuerpos que se transmiten a un individuo en lugar de producirlos por sí mismos. Como un recién nacido adquiere inmunidad de su madre a través de la placenta. Otra forma podría ser a través de una transfusión de plasma de la persona recuperada a la persona infectada. En caso de inmunidad pasiva, la protección es inmediata. Pero a diferencia de la inmunidad activa, no proporciona una protección duradera.

Los investigadores todavía están tratando de descubrir el uso de un producto sanguíneo llamado plasma de convalecencia para producir inmunidad pasiva. Todavía se están realizando estudios para comprender cuán efectivas son estas terapias y para comprender el uso de la terapia a largo plazo.

Factores que pueden afectar su inmunidad

Cuántos anticuerpos producirá nuestro sistema inmunológico y cuánto durará no está bajo nuestro control.

Pero algunos factores pueden debilitar el sistema inmunológico, como:

  1. Vejez
  2. Medicamento que suprime la inmunidad.
  3. Trasplante de organo
  4. VIH o SIDA
  5. Tratamiento para el cáncer
  6. Trastorno de inmunodeficiencia
  7. Dieta baja en nutrientes
  8. Insomnio
  9. Estrés
  10. Obesidad
  11. De fumar
  12. Ingesta excesiva de alcohol

Notas relacionadas:

Tercera ola de COVID-19 provoca saturación de hospitales en todo México

Estudio: El virus de la COVID-19 no ingresa al ADN

íntomas de COVID-19 que tardan más en resolverse con variante Delta