Dentro de la amplia variedad de problemas que pueden presentar los pacientes que asisten a diario a tu consultorio, uno que ha incrementado su incidencia de forma alarmante es el relacionado con las enfermedades cardiovasculares, las cuales ya se han posicionado como la primera causa de mortalidad en nuestro país y el resto del mundo.

Para poner en contexto la magnitud de la situación, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer que tan sólo durante el 2015 se registraron 128 mil 731 muertes provocadas por problemas cardiovasculares, pero lo más alarmante es que se prevé que a lo largo de los siguientes años continúe la tendencia a la alza.

enfermedades_cardiovasculares

Fue a raíz de lo anterior que en el año 2000 médicos y especialistas de la Federación Mundial del Corazón (FMC), con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) establecieron el 29 de septiembre como el Día Internacional del Corazón.

Los peligros de la hipertensión

Pero a pesar de que se trata de un problema global, tu función como médico es muy importante porque a través de las consultas que tienes a diario con tus pacientes puedes ayudar en el combate contra los problemas cardíacos, siendo lo mas importante la prevención en el caso de quienes presentan un mayor riesgo para anticipar riesgos a futuro.

En este punto en particular, la hipertensión es uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de problemas cardiovasculares, llegando a comprender hasta un tercio de tus pacientes según la ENSANUT 2012. De esta forma, algo muy importante a considerar con todos tus pacientes es siempre medir su presión y llevar un registro de los resultados.

Prevención primaria

Gracias a que la prevención primaria es la mejor manera de anticipar enfermedades mortales, en los pacientes que detectes alto riesgo de eventos cardiovasculares mayores en 10 años según calculadoras de riesgo disponibles, puede estar indicada la prevención primaria. Con la administración de Aspirina Protect (Ac. Acetilsalicílico 100mg), una sencilla solución farmacológica gracias a que sus propiedades antiagregantes brindan protección y prevención contra afecciones cardiovasculares, además de que no requiere de un receta médica para su adquisición.

Taboola