México se encuentra en medio de una complicada situación debido a la pandemia que no muestra signos de debilitación. Aunque pasan los meses el panorama no mejora e inclusive ahora se vive un repunte de casos que podría ser mayor al de la primera ola. Son demasiados los factores que intervienen y amenazan con generar un crudo final de año. En tanto que hasta que no exista una vacuna y comience su aplicación masiva, no se prevé una solución real.

Por su parte, un aspecto que se debe considerar es el cansancio en el personal médico. Todos han visto un cambio en su rutina durante el último medio año y tanto el cuerpo como la mente ya lucen desgastados. Como consecuencia, es cuando existen más riesgos a cometer equivocaciones y eso los perjudica tanto a ellos como a los pacientes.

El país con más médicos fallecidos por Covid-19

En ese sentido, con base en la Secretaría de Salud (SSa), hasta el momento suman 130 mil 950 trabajadores de la salud infectados y mil 790 fallecidos por Covid-19 en todo el país. Ambas cifras son preocupantes y muestran el elevado riesgo al que están expuestos todos los médicos, enfermeras y personal de otras áreas.

A partir de lo anterior México continúa siendo el país con más médicos fallecidos por esta nueva enfermedad en todo el mundo. Aunque no se puede asegurar que todos los contagios hayan tenido su origen dentro de las unidades hospitalarias, existe una alta probabilidad de que así haya sucedido.

Ahora bien, para entender el motivo por el que tantos médicos han resultado infectados se puede observar sus condiciones de trabajo. Al respecto, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) realizó el estudio Héroes en México y Chile. Con respecto a nuestro país, se encuestó a más de mil médicos que laboran en hospitales Covid-19.

Médicos han sido olvidados durante la pandemia

Dentro del trabajo se preguntó si el Equipo Personal de Protección (EPP) que utilizaban había sido proporcionado por su institución laboral. El resultado muestra que sólo en el 56 por ciento de los casos así había sido, mientras que en el resto los propios médicos habían tenido que adquirirlo con sus recursos.

Mientras que cuando se preguntó acerca del número de EPP dentro de su unidad de trabajo, el 30.8 por ciento dijo que eran completamente insuficientes. El 40.1 por ciento dijo que eran algo insuficientes y el 26.8 por ciento respondió que sí eran los necesarios.

De esta manera se observa la forma en que los encargados de atender a los pacientes han sido descuidados y olvidados. Sin importar la trascendencia de su trabajo y el peligro al que están expuestos, en la mayoría de las ocasiones no han recibido los insumos mínimos que requieren para la realización de sus labores.

Por lo pronto, ¿tú cómo consideras que se encuentra la situación dentro de tu unidad de trabajo?