Aunque en ocasiones se piensa que los profesionales de la salud solo se pueden dedicar a la atención a pacientes dentro del consultorio en realidad no es así. El campo de trabajo es demasiado extenso y hay otras áreas en las que te puedes desempeñar. La investigación médica es otro rubro al que te puedes enfocar. Además es una área muy importante porque representa la base del desarrollo de nuevos medicamentos y tratamientos.

En ese sentido, esta tarea también puede ser considerada como la continuación directa de las actividades que se realizan en la universidad. Desde esa instancia aprendes todo lo relacionado con este campo.

Es por lo anterior que Roche México, en alianza con la Fundación Mexicana para la Salud A.C. (Funsalud), entrega cada año el Premio a la Investigación Médica “Dr. Jorge Rosenkranz”. Es una iniciativa que tiene como objetivo promover y reconocer el compromiso y el talento de investigadores nacionales dedicados al trabajo científico y la investigación médica.

Para la edición 37 se recibieron 184 trabajos de investigación; sumando 48 trabajos a la categoría Básica, 71 a la categoría Clínica, 48 a la categoría de Epidemiología y salud pública, y 17 a la categoría de Biotecnología. Todo esto representa un 60 por ciento más de proyectos comparados con el año anterior.

Durante más de tres décadas, el Premio Rosenkranz se ha posicionado como un galardón de renombre gracias a que hace converger la pasión por la ciencia, el compromiso con la salud y el entusiasmo por el conocimiento de investigadores nacionales, quienes trabajan en proyectos que se convierten en la respuesta a importantes retos de salud que enfrentamos como sociedad.

Hoy más que nunca, la comunidad científica del país y el mundo está consciente de la urgencia de seguir avanzando en nuevos estudios que apuesten por la innovación y el desarrollo de la ciencia para beneficio de millones de personas, sobre todo, ante la pandemia por Covid-19 que enfrenta el mundo.

Al respecto, la Dra. Maryet Pérez Barahona, directora médica para Roche México, precisó que la compañía seguirá promoviendo y reconociendo el talento científico y la investigación médica nacional, como lo ha hecho desde su origen hace 125 años y desde su presencia en México hace 70 años. Mientras que los ganadores de este año fueron los siguientes:

  • Dr. Alejandro Jácome Ramírez – Categoría Básica.
  • Dr. Alfredo Leaños Miranda – Categoría Clínica.
  • Dr. Rafael Humberto Pérez Soto – Categoría de Epidemiología y Salud pública.
  • Dr. Fabien Plisson – Categoría de biotecnología.

La historia del Premio Rosenkranz es una historia de evolución, de cambio, de transformación ante las circunstancias, en donde se ha presenciado el compromiso de todos los participantes, quienes han desarrollado proyectos cuyo objetivo es mejorar la salud y calidad de vida de la comunidad, a pesar de los cambios, retos y limitaciones que ha heredado la pandemia.

Durante el evento de premiación participaron reconocidas personalidades del ecosistema de salud, como es el caso del Dr. David Kershenobich, director general del Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y el Dr. José Halabe Cherem, presidente de la Academia Nacional de Medicina de México, quienes compartieron una interesante conversación acerca del impulso a la investigación en el país.

Los participantes, galardonados, investigadores, representantes de Roche y Funsalud coincidieron en la relevancia nacional e internacional del Premio, particularmente en estos tiempos extraordinarios en los que la humanidad ha tenido que enfrentar circunstancias inimaginables; este galardón da lugar a una gran cantidad de historias inspiradoras que contribuyen de manera positiva el desarrollo de soluciones innovadoras en beneficio de nuestra comunidad.