Los 5 consejos que debes dar a un colega con Síndrome de Burnout

Además de cuidar la salud de los pacientes, también puedes poner en tus colegas para detectar cuando uno sufre del Síndrome de Burnout.

0
221

No es necesario exponer los riesgos a los que se enfrentan los profesionales de la salud. Su trabajo es muy importante pero al mismo tiempo también es bastante desgastante. En pocas ocasiones existe tiempo para descansar. El compromiso por atender a los pacientes suele generar que se sacrifique la integridad propia.

En primera instancia, siempre se debe cuidar la salud de cada uno de la misma manera en que se atiende a los pacientes. Para poder ofrecer una consulta de calidad primero se requiere estar bien. Pero otro aspecto a considerar es que tal vez uno de tus colegas se puede ver afectado por el Síndrome de Burnout. Para este tipo de situaciones te compartimos cinco consejos.

Muestra interés
Los pequeños detalles son los que marcan grandes diferencias. Si notas que alguno de tus colaboradores muestra síntomas de fatiga y cansancio, lo primero debes hacer es acercarte. Pregunta si se encuentran bien y en qué les puedes ayudar. A veces, una simple pregunta es suficiente para resolver los problemas.

Escucha a tus compañeros
Como médico, puede ser sencillo detectar ciertos problemas en las personas, pero nunca te debes de adelantar a los hechos. Si tienes sospechas de que alguno de tus compañeros se siente mal, primero escucha su opinión antes de opinar.

Diles que no están solos
Relacionado con el punto anterior, intenta llevar una relación cordial con tus colegas. Una vez que ya te acercaste con ellos, lo ideal es que les muestres tu apoyo. En ese sentido, les debes de dejar en claro que en cualquier momento pueden contar contigo.

Recomienda ayuda profesional
Si ya identificaste a un colega afectado y ya platicaste con él, le debes de recomendar que acuda con un profesional para valorar su situación. De la misma manera en que se le recomienda a los pacientes el cuidar su salud, ustedes los médicos deben ser iguales.

Nunca los hagas sentir culpables
Al hablar con tus colegas debes de tomar en cuenta que ellos son como cualquier paciente. Es por eso que jamás debes de hacer que se sientan culpables. Lo que se busca es una solución y no al responsable de la situación.