Luto en la salud: Fallece el médico antivacunas descubridor del VIH

El médico descubridor del VIH recibió el Premio Nobel en el 2008 pero causó controversia por su oposición a la vacuna contra la Covid-19.

El campo de la salud se encuentra de luto debido al fallecimiento de uno de los especialistas más importantes de las últimas décadas. Se trata del francés Luc Montagnier, quien alcanzó uno de sus puntos más altos al ganar el Premio Nobel por ser el médico descubridor del VIH. Aunque también destacó por algunas de sus controvertidas declaraciones. En especial durante los últimos años mostró una postura en contra de las vacunas contra la Covid-19.

De acuerdo con los medios locales, el virólogo de profesión falleció este 9 de febrero a los 89 años de edad. Sin especificar los motivos del deceso, se menciona que fue por causas naturales y no sufrió durante sus últimos días.

Trayectoria profesional

El punto más alto de su carrera llegó en 1983 cuando conformó parte del equipo que describió un nuevo virus en el mundo. Al principio fue nombrado como virus asociado a linfomadenopatía (LAV) pero poco después cambió de nombre. A partir de su trabajo e investigaciones se le considera el médico descubridor del VIH. Con esto, ayudó a detectar una de las enfermedades que más muertes han causado durante las últimas décadas. Tan solo en estos momentos se estima que más de 30 millones de personas han fallecido de SIDA.

Aunque en su momento hubo una discusión con los demás miembros del equipo, hoy se reconoce que Montagnier fue el primero en aislar el VIH.

Por lo anterior, en el 2008 se hizo acreedor al Premio Nobel de Medicina junto a Françoise Barré-Sinoussi. Dicho galardón fue compartido con Harald zur Hausen, quien fue premiado por el descubrimiento de los virus del papiloma humano. En ese momento alcanzó el punto más alto de su carrera profesional.

Por desgracia, no todo fueron halagos porque después llegó un momento cumbre en la trayectoria del doctor.

El lado oscuro del virólogo

En 2017 se ganó el repudio de varios de sus colegas al declarar de forma pública su negación a las vacunas en los niños. Aseguró que eran dañinas y propuso la prevención de enfermedades solo con una buena alimentación.

A partir de ese momento se propuso retirar el Premio Nobel al médico descubridor del VIH. En especial porque una mentalidad de ese tipo no podía congeniar con el mundo de la ciencia. Además se dijo que sus palabras podrían incitar a más personas para seguir su ejemplo.

En ese sentido, Europa es el continente más afectado por la aparición de los grupos antivacunas. Durante los últimos años se han multiplicado las personas que se oponen a que sus hijos reciban cualquier biológico inyectado. Una de las primeras consecuencias fue el resurgimiento del sarampión.

Por su parte, en 2020 la discusión aumentó en intensidad debido a que Montagnier reiteró su postura y manifestó estar en contra de la vacuna contra la Covid-19. Además también apoyó varias teorías pseudocientíficas durante su vida. Por lo mismo, gran parte de la comunidad médica ha señalado que se trató de un especialista rodeado de claroscuros.