El trabajo al interior de hospitales en nuestro país es demasiado estresante, en especial en los del sector público. Por lo regular las salas de espera siempre lucen abarrotadas por la elevada cantidad de personas que requieren atención. La saturación provoca que los tiempos para recibir atención se extiendan y eso deriva en el enojo de los pacientes que tienden a culpar al personal médico. Al final se genera un círculo vicioso en el que todas las partes se ven afectadas y nunca se ha logrado conseguir una solución permanente.

Mientras que la actual situación provocada por la pandemia ha intensificado la problemática. Ahora se viven jornadas de trabajo más extensas inclusive en los hospitales que no están destinados para la atención de casos Covid-19. Por lo mismo, el agotamiento mental en el personal médico es mayor y eso pone en peligro su propia integridad. Aunque al final es necesario soportar todas las adversidades para cumplir con las obligaciones profesionales.

Hallan muerto a médico del IMSS

Con el anterior contexto, ahora se ha dado a conocer un lamentable hecho en nuestro país. Todo ocurrió en un baño del Hospital General de Zona (HGZ) No. 68 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicado en Ecatepec. En el lugar fue encontrado sin vida un médico que previamente había sido reportado como desaparecido.

El ahora occiso tenía 32 años de edad y hasta el momento sólo se ha mencionado que se llamaba Eduardo “N”. Mientras que sus familiares menciona que desde el pasado sábado notaron su ausencia porque no regresó a su hogar. En su momento se les hizo normal porque durante los últimos meses había sido cotidiano que se quedara a doblar turnos en el nosocomio.

Aunque después de un par de días y de observar que no respondía las llamadas, iniciaron el reporte de extravío. Conforme pasaban las horas se temía lo peor hasta que finalmente fue encontrado el cuerpo sin vida del galeno en su propio lugar de trabajo.

Sospechan de posible suicidio

Por su parte, no se ha mencionado con claridad qué ocurrió, aunque la investigación menciona que junto al médico se encontró una jeringa y un frasco con fentanilo. Por lo mismo, se sospecha que se trate de un caso de suicidio.

A pesar de lo lamentable del hecho, durante los últimos años se ha alertado del aumento de suicidios entre los profesionales de la salud. Inclusive un reporte señala que tienen el doble de probabilidad de cometer esta acción en comparación con el resto de la población.

Por otra parte, una reciente análisis de la publicación especializada Canadian Medical Association Journal identificó las principales maneras en que los médicos cometen suicidio. De acuerdo con la investigación, el envenenamiento es la principal vía. Aunque no se puede afirmar, se sospecha que el conocimiento que los doctores tienen sobre los medicamentos y la facilidad para conseguirlos son algunos de los motivos por los que prefieren esta alternativa.