Melanoma, el cáncer de piel con mayor aumento entre los jóvenes

El melanoma es considerado el cáncer de piel más agresivo y en años recientes ha sido uno de los de mayor aumento entre los jóvenes.

  • Cada año se registran más de 320 mil nuevos casos y más de 57 mil muertes por melanoma en el mundo.
  • Se considera la versión más agresiva del cáncer de piel.
  • El uso de camas de bronceado y la exposición constante a los rayos solares son algunos de los principales factores de riesgo.

La variedad de enfermedades que existen es infinita pero mientras algunas muestran una tendencia a la baja, con otras ocurre lo contrario. Dentro de las que cada vez son más numerosas se encuentra el melanoma, el cual se ha convertido en uno de los tipos de cáncer de piel más frecuentes entre los jóvenes.

Al respecto, uno de los principales problemas es que la mayoría de la población descuida por completo el cuidado de su piel. Es algo bastante grave si se considera que es el órgano más grande del cuerpo humano. Además tampoco existe una adecuada cultura de acudir a consultas preventivas con el dermatólogo.

Para tener una idea del problema, cada año se registran más de 320 mil nuevos casos y más de 57 mil muertes por melanoma en el mundo. Por lo anterior se considera la forma más agresiva de cáncer de piel1 y ocurre por mutaciones en las células productoras de melanina que dan color a este órgano.

Jóvenes son las víctimas “perfectas” del melanoma

Si bien la probabilidad de padecerlo aumenta con la edad, en los últimos años ha habido un incremento en jóvenes por la radiación ultravioleta (RUV) acumulada durante la infancia y la adolescencia. Esto es debido a quemaduras solares frecuentes y al uso de cámaras de bronceado en las dos primeras décadas de vida, que es cuando se realiza del 50 al 80% del fotodaño cutáneo.

En México, la población se expone de forma continua a la RUV desde temprana edad. De ahí que la mortalidad general por melanoma se haya elevado 78% en los últimos 20 años. Asimismo, se detectan en el país alrededor de mil casos de cáncer de piel y 773 muertes anuales por este padecimiento.

Mientras que las personas más vulnerables son las que tienen una gran cantidad de lunares, sistema inmune debilitado o son de tez muy blanca. También quienes tienen pecas o cabello claro, así como las que tienen antecedentes familiares o personales de este u otros tipos de cáncer.

El Dr. José Manuel Celaya Velázquez, Director Médico de Bristol Myers Squibb México, indica que el problema del aumento de casos radica en la falta de prevención y conocimiento tanto de los síntomas como de los factores de riesgo.

“Es importante que las personas protejan su piel usando sombreros, lentes oscuros, filtro solar con factor de protección mínimo de 30, ropa de algodón o lino de manga larga. Además de tener una exposición moderada al Sol, especialmente durante los meses de marzo a septiembre y entre las 11 y 4 pm (aun en días nublados), que es cuando el astro alcanza su máxima altura en el cielo”.

Aunado a ello, la moda de lucir una piel dorada tiene un alto costo, sobre todo entre los jóvenes que pasan más tiempo asoleándose o en camas de bronceado. Además de ser un factor de riesgo para el melanoma también causa envejecimiento prematuro, daños a la vista y reacciones alérgicas.

Así, después de 20 o 30 años comienzan a aparecer manchas y arrugas y, en el peor de los casos, cáncer. Y cuando no se detecta y trata a tiempo es potencialmente mortal al extenderse a ganglios linfáticos y órganos internos como pulmón, hígado, cerebro, huesos o tracto gastrointestinal.

Cómo detectar casos sospechosos de melanoma

El Dr. Celaya menciona que la mayoría de las muertes por melanoma podrían evitarse siguiendo las recomendaciones descritas, acudir de forma periódica con el dermatólogo y vigilar la aparición de nuevos lunares o con características inusuales mediante la estrategia “ABCDE”: A (forma Asimétrica), B (Bordes desiguales), C (Cambios de color), D (Diámetro más grande) y E (Evolución en el tiempo como picazón o sangrado).

“La espalda es un lugar común para un melanoma en los hombres y en las mujeres la parte inferior de la pierna. Sin embargo, los lunares pueden aparecer, además de la piel, en sitios poco visibles/accesibles. Por ello, además del dermatólogo y revisiones una vez al mes, se debe considerar ir con el dentista, el oftalmólogo y ginecólogo para que los busquen”.

Explicó que hay diferentes tratamientos para el melanoma y, de acuerdo con la etapa, localización del tumor y salud general del paciente, pueden consistir en cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia dirigida e inmunoterapia. Esta última es una reciente innovación que estimula el sistema inmunitario del cuerpo para luchar contra las células cancerosas.

Estudios han demostrado que al menos 20% de los pacientes tratados con estos medicamentos, también llamados inhibidores de puestos de control, vivieron tres años y algunos, incluso, hasta por más de 10.