La pandemia lleva poco más de un año presente y ha dejado varias lecciones. En el caso de México se estima que transcurren en promedio cinco días para que las personas con sospecha de infección acudan con un médico. Eso es bastante grave porque durante ese lapso puede contagiar sin darse cuenta. El principal motivo de este fenómeno es porque no desarrollan síntomas de inmediato aunque todo se podría solucionar si cada persona tuviera un oxímetro en su hogar.

Los profesionales de la salud han hecho énfasis en la importancia de monitorear los niveles de oxígeno en la sangre. De esta manera se pueden identificar casos sospechosos y evitar la pérdida de tiempo.

Por su parte, como un fenómeno provocado por la alta demanda ahora el oxímetro ha pasado a ser un cotizado objeto. Eso ha derivado en que exista un desabasto en las farmacias o simplemente ha registrado un notorio aumento en su precio.

Proyecto hecho en México

Como una solución a este problema, las estudiantes de PrepaTec Campus Ciudad de México, Andrea Murillo, Natalia Ramirez y Citlali Maldonado presentaron un novedoso invento. Se trata de un dispositivo que mide la oxigenación y la frecuencia cardíaca. En pocas palabras se trata de un oxímetro de bajo costo que además tiene la novedad de conectarse vía bluetooth con cualquier teléfono móvil. De esta manera permite almacenar los resultados en una aplicación.

El dispositivo lleva por nombre Kanan y puede detectar si hay problemas con el nivel de oxígeno de una persona. En caso de encontrar alguna anomalía cuenta con una herramienta que envía una alerta por mensaje de texto al médico tratante o al contacto que se haya elegido al instalar el dispositivo. Mientras que otra opción que tiene es que a través del GPS ofrece al usuario la localización de los hospitales Covid más cercanos.

Las estudiantes mexicanas señalan que proyecto nació como una idea para monitorear las respiraciones y así evitar la muerte de cuna. Aunque conforme profundizaron en el tema descubrieron que podría tener un mayor alcance. De esta forma resultó en una versión mejorada de un oxímetro pero con varias funciones adicionales.

Por su parte, Natalia Ramírez señaló que la meta es poder llevar a los hogares mexicanos el prototipo que tienen para poder salvar vidas. De momento lo que tienen pendiente es finalizar la aplicación móvil para poder subirla lo más pronto posible a las plataformas Android y iOS.

KANAN obtuvo el primer lugar como proyecto nacional y uno de los cinco mejores del mundo en el Creativity Marathon. Es un concurso que concentra a los alumnos de las escuelas de mayor prestigio que brindan soluciones a problemas y retos que enfrenta el mundo actual.