Se ha cumplido una semana desde el inicio de la aplicación de la vacuna contra la Covid-19 en México. Aunque ha tenido un arranque lento, el gobierno federal asegura que dentro de los siguientes días habrá un aumento en el número de dosis. Hasta el momento la única aprobada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) es la diseñada por Pfizer pero eso pronto podría cambiar. En el caso de Estados Unidos ya está autorizada la de Moderna. Mientras que otras naciones como el Reino Unido y la India han avalado la de AstraZeneca.

Ahora bien, en el caso de nuestro país los únicos que pueden recibir la inmunización en esta primera etapa son los trabajadores de la salud que atienden a pacientes infectados. Se prevé que este proceso dure todo el mes de enero. Posteriormente se aplicará al personal médico de otras áreas y después será el turno del resto de la población.

En ese sentido, aunque la vacuna de Pfizer cuenta con una alta eficacia, también ha provocado reacciones adversas en algunos de quienes la han recibido. Las principales consecuencias inmediatas son cefalea, fiebre y dolores en el cuerpo. Por lo mismo, una de las indicaciones es permanecer en el hospital durante 30 minutos posteriores a la inoculación por si los malestares se intensifican. Después de ese período cada persona se puede trasladar a su hogar.

Médica mexicana sufre grave efecto adverso

Pero ahora existe una fuerte preocupación por la confirmación de la primera persona en México que sufre de reacciones adversas graves. Se trata de la Dra. Karla Cecilia Pérez Osorio, quien es médica internista en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 7 en Monclova, Coahuila. Por encontrarse en la primera línea de batalla, fue elegida para recibir la vacuna el pasado 30 de diciembre.

De acuerdo con lo reportado, a los pocos minutos después de recibir la vacuna presentó reacciones como convulsiones y parálisis de manos. De inmediato se le brindó atención en el mismo lugar de la aplicación y tuvo que ser internada.

Hasta el momento la médica de 31 años de edad permanece en terapia intensiva y se reporta como grave. Mientras que personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) afirma que se trata de un caso de mielitis transversa.

Mismo efecto provocado por otra vacuna

Al hacer memoria, durante la fase de ensayos clínicos de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford se confirmaron dos casos de mielitis transversa. La situación fue bastante grave e inclusive provocó que se suspendieran las pruebas. Aunque al finalizar no se pudo comprobar que realmente existiera una relación directa entre la inmunización y esta grave enfermedad.

Pero ahora lo que llama la atención es que se trata del primer caso en el mundo de mielitis transversa relacionado con la vacuna de Pfizer. En tanto que de acuerdo con el IMSS, se tiene el registro de otros 22 trabajadores sanitarios que han recibido la inmunización y han sufrido de reacciones leves que fueron atendidas al instante.