La pandemia de Covid-19 todavía luce muy lejana de terminar e inclusive se ha llegado a mencionar que podría nunca desaparecer. Aunque los nuevos casos han disminuido no significa que el problema haya sido resuelto. Por lo tanto no es suficiente con las vacunas que se han creado y están en desarrollo sino que se requiere de más alternativas. Ante esta situación la industria farmacéutica trabaja en otras opciones y ahora se ha dado a conocer la primera en forma de píldora con resultados prometedores y lleva por nombre Molnupiravir.

En este caso, el proyecto está a cargo de Merck y se trata de un medicamento antiviral oral. Como parte de la investigación obligatoria se detectó que redujo significativamente el riesgo de hospitalización o muerte en un análisis interino planificado del ensayo fase 3, MOVe-OUT, en pacientes adultos no hospitalizados con factor de riesgo y con Covid-19 de leve a moderado.

En este análisis provisional, Molnupiravir redujo el riesgo de hospitalización o muerte en aproximadamente un 50 por ciento. El 7.3% de los pacientes que lo recibieron fueron hospitalizados o fallecieron, transcurridos 29 días, después de la distribución aleatoria (28/385), en comparación con el 14.1% de los pacientes tratados con placebo (53/377); p=0,0012. Al día 29, no se reportaron fallecimientos en los pacientes que recibieron esta píldora, en comparación con ocho fallecimientos en los pacientes que recibieron placebo.

Por recomendación de un Comité de Monitoreo de Datos (Data Monitoring Committee) independiente y en consulta con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), el reclutamiento de pacientes se ha detenido de forma precoz debido a estos resultados positivos.

Ahora Merck planea presentar una solicitud de Autorización de Uso de Emergencia a la FDA lo antes posible. Todo es debido a los prometedores resultados y la intención de comenzar su aplicación en la población en general. De esta forma lo que se busca es salvar la mayor cantidad de vidas.

Acerca de los resultados del análisis interino planificado

El análisis interino planificado evaluó los datos de 775 pacientes que se incluyeron inicialmente en el ensayo de Fase 3 MOVe-OUT el 5 de agosto de 2021 o antes. En el momento de decidir detener el reclutamiento de pacientes, basado en los convincentes resultados provisionales de eficacia, el ensayo se acercaba al objetivo total de la muestra de reclutamiento de Fase 3 de mil 550 pacientes, con más del 90 por ciento del tamaño de muestra previsto ya inscrito.

Los criterios de inclusión requerían que todos los pacientes tuvieran Covid-19 leve a moderado confirmado por laboratorio, con inicio de los síntomas durante los cinco días previos a la distribución aleatoria del estudio. Se requirió que todos los pacientes tuvieran al menos un factor de riesgo asociado a resultados desfavorables de la enfermedad al participar en el estudio.

Por su parte, Molnupiravir redujo el riesgo de hospitalización y/o fallecimiento en todos los subgrupos clave. La eficacia no se vio afectada por el momento de aparición de los síntomas o el factor de riesgo subyacente. Además, sobre la base de los participantes con datos de secuenciación viral disponibles (aproximadamente el 40 por ciento), la píldora demostró una eficacia consistente en las variantes virales Gamma, Delta y Mu.

La incidencia de cualquier acontecimiento adverso fue comparable en los grupos de Molnupiravir y placebo (35 y 40 por ciento, respectivamente). Del mismo modo, la incidencia de acontecimientos adversos relacionados con el fármaco también fue comparable (12 y 11 por ciento, respectivamente). Menos sujetos interrumpieron el tratamiento debido a un acontecimiento adverso en el estudio en el grupo de molnupiravir (1.3 por ciento) en comparación con el grupo placebo (3.4 por ciento).

Más acerca del ensayo clínico MOVe-OUT

El ensayo clínico MOVe-OUT (MK-4482-002) (NCT04575597) es un estudio de Fase 3 aleatorizado, controlado con placebo, doble ciego y multicéntrico con pacientes adultos no hospitalizados con Covid-19 leve a moderada confirmada por laboratorio, con al menos un factor de riesgo asociado a resultados desfavorables de la enfermedad y con síntomas dentro de los cinco primeros días antes de la aleatorización.

El objetivo primario de eficacia de MOVe-OUT es evaluar la eficacia de Molnupiravir en comparación con placebo, determinado por el porcentaje de pacientes que requieren hospitalización y/o fallecen, desde el momento de la aleatorización hasta el día 29.

La parte de Fase 3 de MOVe-OUT se llevó a cabo a nivel mundial, incluso en más de 170 sitios planificados en países como Alemania, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Egipto, España, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Guatemala, Israel, Italia, Japón, México, Polonia, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Suecia, Taiwán y Ucrania.

Los factores de riesgo más comunes asociados a resultados desfavorables de la enfermedad incluyeron obesidad, edad avanzada (>60 años), diabetes mellitus y enfermedad cardíaca. Hasta la fecha, las variantes Delta, Gamma y Mu han representado casi el 80% de los casos evaluables en el ensayo clínico. El reclutamiento en América Latina, Europa y África representó el 55%, 23% y 15% de la población del estudio, respectivamente.

Acerca de Molnupiravir

Molnupiravir (MK-4482/EIDD-2801) es la forma farmacéutica en investigación administrada oralmente de un potente análogo ribonucleósido que inhibe la replicación del SARS-CoV-2, el agente causal de COVID-19. Se ha demostrado que molnupiravir es activo en varios modelos preclínicos de SARS-CoV-2, incluyendo profilaxis, tratamiento y prevención de la transmisión.