Uno de los medicamentos más conocidos en todo el mundo es el ácido acetilsalicílico. Aunque no solo goza de popularidad sino que también es uno de los más consumidos. De manera convencional se utiliza para tratar el dolor, la fiebre y la inflamación. Pero aunque sí ofrece buenos resultados no se debe recetar a todos los pacientes. Primero es necesario hacer una valoración de cada caso para aconsejar la mejor opción de curación. Mientras que ahora la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) alertó que existe un grupo de personas a las que jamás se debe indicar.

La siguiente información es de gran relevancia para tu práctica clínica. En primer lugar porque está en riesgo la integridad de las personas a las que atiendes. Mientras que un segundo motivo es porque de esta manera evitar enfrentar una posible demanda en caso de que el paciente sufra de alguna complicación.

A través de un boletín la Conamed indicó que bajo ninguna circunstancia se debe recetar ácido acetilsalicílico a menores de 16 años. Además se menciona que cuando un paciente pediátrico acude con fiebre, dolor de cabeza y/o muscular se deben investigar las causas con una buena historia clínica exploración física.

¿Cuáles son los motivos?

Esta indicación es solo para médicos generales y se hace énfasis en que siempre deben buscar opciones alternas de fármacos para alcanzar la recuperación del paciente. Mientras que existen opciones antipiréticas y antiinflamatorias más seguras.

La Conamed señala que el motivo de todo lo anterior es porque el ácido acetilsalicílico es un factor de riesgo para desarrollar el Síndrome de Reye.

Algunos estudios epidemiológicos encontraron una relación entre el consumo de salicilatos y el desarrollo de este síndrome. A partir de entonces se han emitido alertas sanitarias con respecto al uso de ácido acetilsalicílico en pacientes pediátricos. Para evitar riesgos es que se tomó esta decisión.

¿Qué es el Síndrome de Reye?

El portal Medline Plus lo describe como un daño cerebral súbito (agudo) y problemas con la actividad hepática. Además menciona que el síndrome se ha presentado en niños a quienes les han dado ácido acetilsalicílico cuando tenían varicela o gripe. Aunque durante los últimos años se ha vuelto muy raro porque se dejó de recetar este fármaco para uso rutinario en niños.

Es una enfermedad grave que casi siempre afecta a niños y se caracteriza por una encefalopatía acompañada de inflitración grasa, en particular del hígado.

Este síndrome comúnmente se manifiesta días después de la recuperación de una enfermedad viral, en donde el ácido acetilsalicílico fue administrado. Algunos de los virus que propician la presencia de este síndrome son generalmente la influenza A y B y la varicela.