OJO: Colocar a pacientes graves por COVID boca abajo podría evitar intubación

Este estudio proporciona la evidencia clínica necesaria para respaldar el uso de la posición prona para pacientes con COVID-19.

Un estudio clínico de seis países de más de 1,100 pacientes hospitalizados con COVID-19. Los cuales, requirieron oxigenoterapia con cánula nasal de alto flujo sugiere que la posición en decúbito prono (rotar a los pacientes con problemas respiratorios graves para que estén boca abajo. Poco después de la admisión, pudo reducir significativamente la necesidad de ventilación.

SOBRE LOS HALLAZGOS

Si bien los especialistas en cuidados intensivos han rotado durante años a los pacientes intubados con síndrome de dificultad respiratoria aguda sobre el estómago. Este estudio proporciona la evidencia clínica necesaria para respaldar el uso de la posición prona para pacientes con COVID-19. Los cuales, requieren oxigenoterapia con cánula nasal de alto flujo.

Los hallazgos, publicados hoy en Lancet Respiratory Medicine, provienen del meta-ensayo realizado en centros médicos de Estados Unidos, México, Francia, Canadá, Irlanda y España en pacientes gravemente enfermos con COVD-19 entre abril de 2020 y enero de 2021.

COVID-19 ¿Qué pasa cuándo los pacientes están acostados boca abajo?

“Respirar en decúbito prono ayuda a que los pulmones funcionen de manera más eficiente”. Así lo explicó el autor principal del estudio, el Dr. Jie Li, profesor asociado y terapeuta respiratorio en el Centro Médico de la Universidad Rush en Chicago, Illinois, Estados Unidos.

“Cuando las personas con problemas graves de oxigenación están acostadas boca abajo. Se obtiene una mejor combinación del flujo sanguíneo y la ventilación en los pulmones. Lo que mejora los niveles de oxígeno en la sangre”.

Aún hay poca evidencia clínica…

Li señaló que hay varias intervenciones disponibles para mejorar la oxigenación en pacientes críticamente enfermos. Sin embargo, hay poca evidencia clínica centrada en los resultados que demuestre que la posición en decúbito prono antes de la ventilación mecánica es beneficiosa.

En este ensayo innovador, los autores plantearon la hipótesis de que la posición en decúbito prono reducía efectivamente la necesidad de ventilación mecánica en pacientes críticamente enfermos con COVID-19.

RESULTADOS:

Los pacientes adultos con COVID-19 que requirieron asistencia respiratoria con una cánula nasal de alto flujo y aceptaron participar en este ensayo clínico, fueron asignados al azar a los grupos de posición supina o prona.

Se les pidió que permanecieran en esa posición todo el tiempo que pudieran tolerar. Tanto los grupos en decúbito supino como en decúbito prono recibieron oxigenoterapia de alto flujo y tratamiento médico estándar.

Los pacientes fueron monitoreados continuamente para determinar si se necesitaba ventilación mecánica. Los datos de este estudio mostraron que el grupo en decúbito prono tenía significativamente menos probabilidades de requerir ventilación mecánica (33% en el grupo en decúbito prono despierto frente al 40% en el grupo en decúbito supino).

La implementación rutinaria de la posición decúbito prono despierto

Otro autor principal del estudio, Stephan Ehrmann, MD, PhD, de Tours, Francia, dijo que “para las implicaciones clínicas de nuestro estudio. La posición en decúbito prono despierto es una intervención segura que reduce el riesgo de fracaso del tratamiento en insuficiencia respiratoria hipoxémica aguda grave debida a COVID.

Los ventiladores pueden salvar la vida de las personas

Nuestros hallazgos respaldan la implementación rutinaria de la posición decúbito prono despierto en pacientes críticamente enfermos con COVID19 que requieren oxigenoterapia con cánula nasal de alto flujo. Parece importante que los médicos mejoren la comodidad del paciente durante la posición de decúbito prono, de modo que el paciente pueda permanecer en la posición durante al menos 8 horas al día.

Reducir la necesidad de ventilación mecánica significa que los recursos se pueden utilizar de manera más eficaz. “De hecho, los ventiladores pueden salvar la vida de las personas que ya no pueden respirar por sí mismas. Dicho esto, ahora tenemos estrategias para mantener a los pacientes fuera del ventilador, guardando esos dispositivos para los pacientes más enfermos que realmente los necesitan “. Finalizó Li.

Notas relacionadas:

OJO: Riesgo de morir de sobrevivientes COVID subió 60%

Científicos combinan vacunas contra gripe y COVID-19 en la misma dosis

Reino Unido lanza el primer tratamiento con anticuerpos artificiales para combatir COVID.