OJO: Un contrato filtrado de Moderna indica paraísos fiscales turbios en vacunas

Moderna posee muchas de sus patentes en un paraíso fiscal estadounidense. Donde los ingresos de las patentes están exentos de impuestos.

75

Según el artículo hecho por el Centro de Investigación sobre Corporaciones Multinacionales (SOMO) en conjunto con Wemos. Un contrato filtrado entre Moderna y la Comisión Europea indica que las ganancias de las vacunas de la compañía terminarán en algunos de los peores paraísos fiscales del mundo.

¿De qué se trata?

Según la información recabada, el contrato firmado con Moderna muestra que tiene la intención de recibir el pago por sus entregas de vacunas de la UE en Basilea, Suiza.

Al contabilizar sus ganancias en esta jurisdicción de bajos impuestos. Es probable que Moderna pague poco en impuestos sobre los miles de millones de euros que puede ganar con la crisis del coronavirus.

Además, Moderna posee muchas de sus patentes en el estado de Delaware, un paraíso fiscal estadounidense. Donde los ingresos de las patentes están exentos de impuestos, lo que brinda a la empresa una mayor oportunidad de evitar impuestos.

MODERNA: ¿La pandemia es un beneficio para algunos?

Esto agrava los problemas de justicia económica existentes que afectan a la industria farmacéutica. Ya que la tecnología para estas vacunas se desarrolló utilizando las finanzas públicas. Y los precios a los que se venden las vacunas a los gobiernos de todo el mundo permiten a las empresas farmacéuticas obtener enormes beneficios.

SOMO calcula que Moderna tiene cerca del 44% de margen de ganancia en cada una de las vacunas. Además se trata de uno de los tratamientos más caros que hay en el mercado. Por lo que estiman ganancias netas de más de 8 mil millones de dólares en este año.

SOBRE MODERNA

Moderna fue fundada en 2010 por el investigador Derrick Rossi y tres cofundadores. Su intención era continuar la investigación de Rossi sobre el ácido ribonucleico mensajero (ARNm). El cual había iniciado en la Escuela de Medicina de Harvard en 2007, para desarrollar la tecnología en un producto comercializable.

En los años siguientes, Moderna invirtió en el desarrollo de la aplicación de la tecnología de ARNm, que ahora se utiliza en dos de las vacunas contra el coronavirus más potentes del mundo.

La vacuna y su proceso de creación

La vacuna contra el coronavirus de Moderna, denominada “la vacuna del pueblo” por el grupo de consumidores Public Citizen. Se ha desarrollado con financiación pública, principalmente del gobierno de Estados Unidos.

Según Public Citizen, los contribuyentes pagaron en su totalidad el desarrollo de la vacuna. La evidencia de esta afirmación es que tanto Moderna como BioNTech han utilizado sublicencias para sus patentes relacionadas con el ARNm que provienen de la Universidad de Pensilvania.

¿Por quién fue financiada?

Entonces, la tecnología fundamental que utilizan se desarrolló en un instituto público con financiación pública. Además de esto, científicos de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. (NIH) desarrollaron una patente crucial necesaria para fabricar la vacuna y es propiedad del gobierno de EE. UU.

Además, la propia vacuna de ARNm fue desarrollada conjuntamente por Moderna y los NIH de EE. UU. Y, en consecuencia, la patente de la vacuna Covid-19 es propiedad conjunta de Moderna y el gobierno de EE. UU.

No se ha demostrado de manera pública el gasto

Moderna no ha publicado cuánto ha gastado en desarrollar la vacuna y qué porcentaje de su gasto fue cubierto por fondos públicos. Sin embargo, sin los miles de millones en financiación que Moderna recibió del gobierno de los EE. UU.

La compañía seguramente habría tenido más dificultades para desarrollar su vacuna, porque habría necesitado encontrar inversores para asumir el riesgo asumido por el gobierno de EE. UU.

Precios estimados

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. En diciembre de 2020 Moderna había recibido US $ 4.100 millones para el desarrollo de vacunas, ensayos clínicos y fabricación.

Aproximadamente mil millones de dólares fueron otorgados por la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado (BARDA), una agencia que forma parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.

Según se informa, el contrato con BARDA contiene una cláusula que requiere que Moderna publique la proporción de su inversión financiada por el gobierno de Estados Unidos.
Moderna no lo ha logrado hasta ahora.

Notas relacionadas:

¡El 78% de los pacientes COVID ingresados en UCIs no están vacunados!

EU emite alerta de viaje a México por violencia y 3ra ola de COVID-19

Casi el 50% de los pacientes con COVID-19 tienen síntomas 6 meses después

Así es como estos órganos vitales se ven afectados por el síndrome post COVID